Enfermedad de Alzheimer. Historia y recuerdo anatómico Sistema Nervioso.

Historia

En noviembre de 1906, Alois Alzheimer presentó en una reunión de psiquiatría germánica el tema “Una enfermedad característica de la corteza cerebral”. En ella describió una paciente llamada Auguste D. Una mujer de 51 años de edad, procedente de Frankfurt que presentaba pérdida de memoria, desorientación, afasia, apraxia, agnosia, parafasia y manía persecutoria.

Uno de los primeros síntomas que presentó Auguste D. fue la aparición de celos hacia su marido; muy pronto manifestó alteraciones de la memoria e incluso pensaba que alguien la quería matar. Al cabo de cuatro años y medio de enfermedad murió. Su cerebro fue donado a Alois Alzheimer para proceder a su estudio; los resultados de la autopsia evidenciaron la existencia de atrofia generalizada y arterioesclerosis; así mismo se encontraron por primera vez  en la historia de la neuropatología, ovillos neurofibrilares y depósitos de sustancia amiloidea.

Cuatro años más tarde, en 1910, la enfermedad descrita por A. Alzheimer pasó a denominarse demencia presenil, quedando definida para los casos de demencia anterior a los 50 años. Sin embargo, el aumento de la expectativa de vida hizo que aparecieran estas manifestaciones en la población más vieja.

No fue hasta la década de los setenta cuando la enfermedad descrita por Alois Alzheimer empezó a cobrar interés. Hoy día se sabe que la degeneración neurofibrilar y las placas seniles son lesiones propias de la ancianidad y que la enfermedad de Alzheimer las comparte con otras alteraciones. Actualmente la mayor esperanza de vida o la disminución de la mortalidad han hecho que presente una alta prevalencia e incidencia.

RECUERDO ANATÓMICO Y ANATOMÍA PATOLÓGICA

En la enfermedad de Alzheimer se produce una atrofia cerebral progresiva, bilateral y difusa, que comienza en regiones mesiales temporales para afectar luego al neocórtex, sobre todo al temporal, parietal y frontal. Se produce la lesión y posterior destrucción de la neurona cerebral, en relación con la aparición tanto de depósitos insolubles extracelulares (placas amiloides) como intracelulares.

Para entender mejor  de que forma se destruyen las neuronas y obtener un análisis más preciso acerca de las teorías  que existen en la actualidad que tratan de explicar el origen de la enfermedad, resulta necesario recordar brevemente la anatomía del sistema nervioso.

Neurona: Las neuronas son las células especializadas del sistema nervioso, su principal función es la de recibir estímulos y transmitir el impulso nervioso de unas a otras. Está formado principalmente por el Soma o cuerpo neuronal, dendritas y axón.

La conducción del estímulo nervioso se inicia en las mismas dendritras que son prolongaciones del soma, que sirven para interconectar neuronas formando un circuito neuronal. El estímulo es conducido a través del axón saltando de una vaina de mielina a otra, hasta llegar al botón sináptico.

Sinapsis: Es la unión que se establece entre dos neuronas, una a través de su axón y otra a través de sus ramificaciones o dendritas. En el axón de la primera neurona se produce la liberación de una sustancia química denominada neurotransmisor, que una vez que llegue a la siguiente neurona, gracias a esas ramas dendríticas, va a producir una respuesta eléctrica. De esta forma se interconecta todo el sistema nervioso.

El sistema nervioso es tremendamente complejo, todavía no se conece en profundidad muchas de sus funciones y estructuras, por tanto resulta bastante complejo tratar de resumirlo en unas pocas frases y que sea una información detallada. De forma sencilla se puede explicar el funcionamiento del sistema nervioso de la siguiente forma: el sistema nervioso procesa la información siguiendo un circuito estándar. La señal se inicia cuando una neurona sensorial recoge información del exterior, a través de los diferentes receptores. Su axón se denomina fibra aferente. Las fibras nerviosas aferentes son aquellas que recogen la información del exterior y la trasladan a un centro superior de procesamiento, el sistema nervioso central. La corteza cerebral, procesa esta información y puede o bien desecharla o bien elaborar una respuesta en forma de contracción muscular o de secreción por parte de una glándula, a través de fibras eferentes.

Las neuronas se pueden clasificar atendiendo a diferentes criterios: según su forma y tamaño, según su polaridad, según el mediador químico. Esta última resulta especialmente importante en la definición de Alzheimer y Parkinson, puesto que históricamente se ha creído que en ambas enfermedades estas sustancias llamadas neurotransmisores, de una forma u otra, se ven afectados.

–       Clinérgicas: Liberan Acetilcolina (Placa Motora).

–       Noradrenérgicas: Liberan norepinefrina (Sist. Nervioso simpático, control de TA).

–       Dopaminérgicas: Liberan dopamina ( Su déficit está relacionado con enfermedad de Parkinson).

–       Serotoninérgicas: Liberan Serotonina (estado de ánimo, humor, ansiedad, depresión, sexualidad).

–       Gabaérgicas: Liberan GABA, es decir ácido gamma-aminobutírico.

Todas estas neuronas interconectadas entre sí, junto a otras células de carácter estructural y defensivo como son las células de la Glia, van a conformar el Sistema nervioso. Anatómicamente hablando cabe distinguir entre Sistema Nervioso Central y Sistema Nervioso periférico.

–       El sistema nervioso central está formado por Encéfalo y Médula espinal, se encuentra protegido por tres membranas, las meninges. En su interior existe un sistema de cavidades conocidas como ventrículos, por las cuales circula el líquido cefaloraquídeo.

El encéfalo es la parte del Sist. Nervioso Central que está protegida por los huesos del cráneo. Está formado por el cerebro, el cerebelo y el tronco del encéfalo.

El cerebro es la parte más voluminosa. Está dividido en dos hemisferios, uno derecho y otro izquierdo, separados por la cisura interhemisférica y comunicados mediante el cuerpo calloso. La superficie se denomina cortez cerebral y está formada por replegamientos denominados circunvoluciones, constituidas por sustancia gris. Subyacente a la misma se encuentra la sustancia blanca.

El cerebelo está en la parte inferior y posterior del encéfalo, alojado en la fosa cerebral posterior junto al tronco del encéfalo.

El tronco del encéfalo compuesto por mesencéfalo, la protuberancia anular y el bulbo raquídeo. Conecta el cerebro con la médula espinal.

La médula espinal es una prolongación del encéfalo, como si fuese un cordón que se extiende por el interior de la columna vertebral. En ella la sustancia gris se encuentra en el interior y la blanca en el exterior.

–       El sistema nervioso periférico está formado por los nervioso craneales y espinales que emergen del sistema nervioso central y recorren todo el cuerpo

Acerca de franfisio81

Fisioterapeuta 653 CLM.

Publicado el 23 de abril de 2012 en Enfermedad Alzheimer, Geriatría, Neurología. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. me dignosticaron escoliosis lumbar de convexion derecha y esclerosis de los elementos posteriores de l4 l5 l5 s1
    que debo hacer estoy muy asustada soy hipertensa, tengo 52 anos

    • Estimada María! Lo primero que deberiamos saber si esa escoliosis es provocada por el proceso degenerativo que sufres, si las articulaciones facetarias entre vértebras se han deteriorado tanto que están provocando un desvío lateral de la columna. Si la escoliosis tiene otro origen, a tu edad no es que se pueda corregir mucho la deformidad pero siempre sería interesante trabajar la elasticidad de esa columna, fortalecer los músculos que se hayan quedado débiles y estirar los acortados.
      Por otro lado necesitaríamos saber hasta que punto está deteriorada esa zona lumbar, aunque imagino que si me comentas lo de la HTA, es porque ya te han propuesto la cirugía. Me temo que en estos casos, al tratarse de un proceso degenerativo, si existe clínica neurológica, como hormigueos, falta de fuerza, dolor, es porque el grado de compresión a los nervios adyacentes ya es importante y por tanto la única solución sería una cirugía de limpieza, que por supuesto supone unos riesgos dado los delicado de la zona. En cuanto a la HTA, es cierto que supone un riesgo añadido a la anestesia, pero te aseguro que he visto intervenir a gente con anestesia general, con muchos más factores de riesgo, como obesidad, edad avanzada, diabetes, insuficiencia cardíaca y respiratoria… En tu caso además es bastante probable que propongan una epidural.

      No se que más puedo decirte, me faltan datos para saber como enfocar tu caso, si quieres que te ayude más, no dudes en aportarme más información, de forma confidencial a través del correo electrónico. Mucho ánimo y suerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: