Archivos Mensuales: mayo 2012

Recortes en Fisioterapia en el SESCAM. Una opinión al respecto

Leyendo un artículo de la revista de Fisioterapia que me envía el Colegio de CLM, a decir verdad creo que es en lo único que invierten los 220 euros de colegiación o este es el sentimiento generalizado de muchos colegiados, para las revistas y para obtener el seguro de responsabilidad laboral. Bueno a lo que nos ocupa, “el Colegio lamenta la pérdida de derechos laborales y retributivos que han sufrido los profesionales de este área que trabajan en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM)”[…]

“Una bajada de un 3% del salario, o el aumento de la jornada laboral con unas condiciones específicas para los trabajadores del SESCAM. En relación con el aumento de la jornada laboral en 2,5 horas a la semana, desde este colectivo señalan que a la hora de organizar los nuevos turnos en un sector tan importante como el sanitario se debería haber contado con los profesionales que trabajan en cada servicio”. Se dice en el artículo, que sumando las horas anuales a cumplir, en algunos centros se ha optado por jornadas intensivas, sumando 5 horas a las 7 horas habituales, es decir turnos de 12 horas ininterrumpidas.

“En cuanto a la carrera profesional, lamentamos que hayan quedado suspendidos los procesos iniciados y pendientes, sin poder convalidar los grados”.

“Por otro lado, sobre las sustituciones, nos parece inadmisible que la ley recoja que no se sustituya al personal facultativo del SESCAM excepto en vacaciones y en casos de urgencia. En cuanto al complemento por incapacidad temporal aumentan que cuando los profesionales enfermen, percibirán solamente el 75% de sus retribuciones y sólo se extenderá este porcentaje desde el undécimo hasta el vigésimo día de baja y critican las estrictas normas sobre cuando podrán disfrutar ahora los días de libre disposición”.

No hace falta decir, que nadie puede estar de acuerdo con estos recortes brutales que nos afectan a todo, como profesionales o como pacientes, se han hecho de manera vertical, no escalodanamente, se ha ofrecido una cifra a recortar y carta blanca a las gerencias para que lo hagan a su parecer, que si recetar genéricos, que si bajada de sueldos, que si reducción de horas de quirófano, menos material, establecer repagos y un largo etcetera. Sin embargo llegamos al punto de aumentar el número de horas y me da la risa en muchos casos, ¿de que sirve aumentar las horas a algunos profesionales, si ya de por si, les sobraba tiempo para irse a cualquier lugar que fuera su puesto de trabajo?, dicho de otra manera, si algunos profesionales se iban 1 hora antes de su puesto a hacer tiempo, ahora se pueden ir 3. ¿A nadie le ha ocurrido que ha ido a su médico de cabecera a las 8 que es la hora de inicio, y el equipo médico no ha aparecido hasta las 9?o se van a almorzar 1 hora, y para rematar si acaban a las 15h, desde las 14 están tomando algo en la cafetería, ¿para que dotarlos de más horas?vale que nos las cobran, ¿pero y que ganamos con eso?. Señores, un poco de control, suban las horas pero que las rentabilicen, o ni siquiera eso, que rentabilicen las horas de su turno clásico.

Habrá quien haga muy bien su trabajo y cumpla como es debido su horario, y ahora tenga más trabajo y se vea desbordado, pero me temo que yo por donde miro, esto no ocurre. Veo fisioterapeutas, que agrupan a sus pacientes en 1 o 2 horas, les enseñan a hacer recorridos de ejercicios, les colocan algún cacharro y para casa, si sobran 3 horas, para casa o  a otra cosa, pero no a trabajar. ¿¿¿Alguien ha visto a algún fisio en un hospital pasar por las plantas a visitar pacientes encamados, para movilizarlos, sentarlos en la cama o rehabilitar la deambulación???, yo lo vi en unas prácticas una vez, ya casi ni me acuerdo de aquello.

Todos vemos servicios médicos, en los que hay 3 fisioterapeutas, enfermeros, médicos, sentados esperando a que venga un celador a bajarles el paciente de la camilla o la silla de ruedas, mientras no se hace nada, por el amor de Dios, no serán competencias suyas, pero SON PERSONAS, SUS PACIENTES, muéstrense un poco más humanos y colaboren, no saben cuan privilegiados son de tener el puesto que tienen. Por eso ahora les llegan estos recortes y parece que no saben donde meterse. Pues hablen con cualquier compañero del sector privado y verán como se trabaja de verdad, se quejan ustedes sin tener ni idea, no saben lo que es iniciar un turno de 8 horas y no parar ni para almorzar y llegar fin de mes y cobrar 600 euros o 1000, seré generoso.

¿Acaso el hecho de aprobar una oposición hace que su carrera sea diferente a la del resto?, porque yo creo que no enseñaron a todos los mismos principios y los mismos conocimientos, pero claro, yo he aprobado una oposición, yo ya no muevo pacientes, no toco sillas de ruedas ni ayudo a levantarse a nadie si se cae al suelo, no es mi competencia, ¿Dónde está eso escrito?.

Me hace gracia también lo de agrupar las horas y hacer jornadas de 12 intensivas, y lo ponen como algo denigrante, que lo es, pero para el paciente, porque lo que no se dice, es que si hacen esto, luego tendrán cerrado el servicio de fisioterapia 3 o 4 días más a la semana, es decir si tu tienes que hacer 50 horas semanales por poner una cifra, y en vez de hacer 7 horas 7 días, haces 10 horas en 5 días, descansas 2, si haces 12 horas por día, descansas más días seguidos, modelo bomberos vamos, estupendo para la calidad de nuestro trabajo, tratas a muchas personas 3 días ¿y el resto de días?, búsquense la vida señores pacientes, ustedes no importan nada, el fisio ya ha hecho sus 50 horas semanales como un campeón en 3 días y el resto a descansar, ole calidad del servicio, siempre mirando por los pacientes, como debe de ser.

No estoy de acuerdo para nada en los recortes, ni públicos ni privados, no entiendo porque en los sitios privados, residencias, clínicas, colegios, tenemos pacientes del sector público, es decir estamos tan capacitados como los SEÑORES CON OPOSICIÓN, y no tenemos ni por aproximación sus privilegios, está muy bien haberte ganado la plaza con esfuerzo, es indiscutible, pero eso te da derecho a ocupar una plaza en la administración, NADA MÁS, si eres mejor ni peor, tus pacientes son los mismos, tu trabajo es el mismo, tu sueldo no y tus privilegios tampoco, ahora te recortan esas dos cosas y es el fin del mundo.

Me niego a aceptar pataletas de gente que abandona su puesto de trabajo horas antes de lo debido, que agrupa a sus pacientes en 1 o 2 horas en circuitos de ejercicios sin supervisión para luego estar desocupados, los excesos de personal en muchos centros para ver gente sentada sin nada que hacer (eso lo pagamos todos, no están allí por amor al arte), en definitiva, recortes no, ajustes si, control, no se puede tolerar nada de esto porque destroza el sistema de salud y cuando todos tengamos que hacernos un seguro privado de salud, entonces miraremos para otro lado como no queriendo asumir nuestra parte de culpa.

Imagino que habrán compañeros que se sentirán ofendidos por mis palabras, y otros que no, los que no se ofenderán serán los que hacen su trabajo estupendamente y no se sienten identificados con este texto, para ellos todos mis respetos, para el resto, abróchense el cinturón porque sabrán por una vez en su vida lo que es trabajar de verdad.

Realidades de la Fisioterapia actual. Desesperanza Esperanzadora.

Ya hace algunos años que acabé los estudios universitarios pero recuerdo perfectamente ese maravilloso mundo que nos dibujaban los profesores, compañeros, antiguos alumnos y demás gente relacionada con la profesión. Todo era muy esperanzador, una profesión con entidad propia, unas perspectivas laborales inmejorables, con multitud de ramas en las que especializarse, en definitiva, un camino de rosas, el esfuerzo había sido llegar hasta allí, escalar esa cima, pero una vez arriba, ya podíamos mirar desde lo alto a casi todo y casi todos.

Pero pronto descubres que las cosas no son así, en mi época de post-estudiante, al menos si que resultaba fácil encontrar trabajo, pero que trabajos, te veías obligado a aceptar por norma general, un contrato en clínica privada, de 8 horas con jornada partida, en la que puedes perfectamente tratar una media de 3 a 4 pacientes por hora, llevando a cabo un estupendo tour por la flor y nata de los aparatos modernos de todos los tipos de terapias que se os ocurran. Que maravilla, lo último de lo último, que aparatos, que camillas, que instalaciones y que sueldo. Si señores, un estupendo contrato en prácticas me dijeron, una exquisita oferta, difícil de rechazar pues 500 euros es un lujo al alcance pocos, y que después de darle muchas vueltas, terminas aceptando con frustración porque sabes que sino lo aceptas, otro vendrá detrás que si lo acepte, al menos ganas algo y aprendes también, con eso te conformas.

Cuando llego mi primer día a trabajar, espero encontrarme con una fisioterapeuta que me explique que hacer, puesto que mi contrato es en prácticas, pero no señores, la práctica acabó en el momento en que me puse el mono de trabajo, fue todo lo que explicaron, allí están los vestuarios, le acompaño, y al salir, cuando quiera puede usted empezar, ahí esta la carpeta con los pacientes que tienes que ver. Para un novato, esta es una situación que no genera ningún tipo de estres, para nada, todo relajación y sonrisas, lo que demuestra una vez más el profundo respeto de las clínicas masificadas con sus clientes.

Aunque pueda parecer que el sueldo era lo más denigrante que se puede encontrar, lo que te hará replantearte tu trabajo y su profesión, encuentras cosas peores, la absoluta falta de decoro y profesionalidad a la que te ves sometido por culpa de los gerentes. Me explico, estoy convencido de que esto que voy a decir no ocurrirá en todas partes, pero al menos en algunos sitios que conozco es así y lo diré desde un lugar público para que en la medida de los posible sirva para remover alguna conciencia y por favor esto cambie algún día. Pues bien, del listado diario de pacientes, teníamos de todo, pacientes con accidentes laborales, tráficos, pacientes privados, pacientes de la sanidad pública derivados… La idea del gerente siempre era sacar la máxima rentabilidad a las horas, colocando pacientes con tratamientos cortos en la misma hora, para poder facturas de 5 o 6 pacientes en una hora. Como se determinaba la duración de los tratamientos? pues muy sencillo, si la mutua pagaba 12 euros, eso era poco, con lo cual daba igual la patología, un Infrarrojo con un TENS y para casa, si la mutua pagaba 15, le podías poner el Microondas en lugar de IR y si querias un masaje de 5 minutos, nunca más. Si el paciente era privado, le sacas la alfombra roja y le ofreces hasta puros y bebidas expirituosas.

Todo dependía del precio que pagara esa persona, es decir si vienes de mutúa, da igual lo mal que estés, tu salud vale, lo que tu mutua haya establecido que pagará por sesión y si es poco, olvídate de que el fisioterapeuta te ponga una mano encima. Me consta por manifestaciones recientes que las mutuas ahora no pagan ni 5 euros por sesión, como serán los tratamientos.

Esta fue mi realidad durante casi 1 año, hasta que frustrado por muchos motivos, decidí abandonar este campo para irme a cualquier otra cosa, en muchas ocasiones te planteas el porque has estudiado esto, que te has equivocado y en cualquier otro oficio estarías mejor. Como sé que esta no es la situación de todos los que acaban, pero si la de bastantes, no quería escribir este post con la intención de deprimir a nadie, todo lo contrario, mi intención es la de haceros ver a los que como yo, han sufrido este “maltrato”, existen alternativas, se puede mejorar, hay otros caminos, todo es cuestión de constancia, de perseverancia, de trabajo y estudiar y podréis conseguir un trabajo digno, en el que os sintáis agusto.

Hacen falta unas cuantas cosas para encontrar un futuro prometedor. Está claro que si eres un alumno brillante y sigues la senda del estudio, te colocas en sitios estupendos, como universidades, trabajador de una mutua, sanidad pública (lo dudo bastante), montar tu clínica propia y que triunfe, fisioterapeuta de un gran deportista o un gran club, alguna organización grande, hay muchas alternativas, pero no todo el mundo tiene esa “suerte”. Todos quisiéramos ser el Corte Inglés de la fisioterapia, que donde fuéramos nos conocieran y nadar en dinero y prestigio, enhorabuena a quien lo consiga, que seguro que hay muchos que lo conseguirán, sin embargo la mayoría realizarán a diario su labor desde el anonimato y más próximos a parecer una pequeña PYME que a ser el IKEA de la rehabilitación. Es por ello que mi primer consejo es, elijan bien el sitio donde trabajan, no tengan miedo a la disponibilidad geográfica, si todo les sale bien, podrán volver pasados los años a donde les apetezca y dirigir su carrera como más les guste, pero en los comienzos hay que estar dispuesto a todo. Se puede pasar de ser un don nadie, a ser un gran fisioterapeuta sólo con elegir bien el sitio.

Mi ejemplo personal es, yo trabajaba en una ciudad grande, en clínica privada, era uno más, me cambié de trabajo y Residencia, a pueblo diminuto, el único fisioterapeuta en kms a la redonda, con los mismos conocimientos pasas de no ser nadie, a ser el referente de toda una población y alrededores.

En el trabajo donde estés, demuestra total profesionalidad, tanto si estás harto de cobrar poco y trabajar mucho, como si estás agusto pero consideras que tu etapa allí ha acabado, siempre haz lo mejor que sepas, sé amable, esto es salud y la gente quiere y necesita un trato humano y cercano, no pierdas eso nunca, aunque acabes al día siguiente y te marches enfadado con todo y con todos, que por ti, como profesional que nunca quede, tu eres tu propia marca y siempre debes permanecer impecable.

Aprende a vender lo que tienes, puede que haya gente que rebose conocimientos, que sepa miles de técnicas y tenga un curriculum excelente, pero si no sabe venderse, lo tiene todo perdido, los conocimientos que tengas explótalos al máximo y trata de corregir tus carencias, siempre buscando la manera de aprender. A la gente hay que darle seguridad de lo que se está haciendo, si dudas, tu tratamiento tiene muchas papeletas de fracasar.

Hazte imprescindible, siempre que tu empresa lo permita, pos su estructura, muéstrate capaz de resolver cualquier problema, de tu ámbito y de otras áreas, hazte valer, se un referente, deja claro que si te pierden como trabajador, no sólo pierden al fisioterapeuta, puesto que fisios hay muchos, sino que pierden al chic@ que sabe hacer de todo y todo bien, esto te dará gran ventaja a la hora de conseguir beneficios laborales.

Por tanto mucho ánimo, porque todos hemos vivido etapas complicadas y de incertidumbre y más ahora con la precariedad laboral que nos imponen, pero siempre hay un rayo de luz para quien esté atento y sea astuto, para quien se haga valer. Ojalá ustedes tengan suerte y no sufran la sobreexplotación, pero si la sufren, extraigan lo positivo, si algún montan un negocio de la salud, acuérdense de su sentimiento de frustración y no le hagan a sus futuros empleados lo que nunca quiso que a usted le hicieran, entre todos podemos corregir esta situación, recuperar la imagen de la fisioterapia y devolverle prestigio, equipararla al nivel europeo y dotar de mayores competencias y conocimientos a las generaciones futuras, entre todos SI SE PUEDE.

Os agradecería a todos, que de una manera u otra, tanto fisioterapeutas como personas que se han sentido estafadas por el trato de las mutuas, que aportarais vuestra vivencia, para poder recopilar las cosas que ocurren ahora mismo, las que ocurrían en mi época de estudiante y las de hace todavía más años, para poder establecer un comparativo de si se ha devaluado la profesión, o estamos igual o haciendo donde nos dirigimos. Espero vuestros comentarios, un saludo para todos.

Fibromialgia. La enfermedad invisible.

FIBROMIALGIA

La fibromialfia es una enfermedad de origen desconocido, cuya principal característica es el dolor crónico generalizado, que normalmente se concentra en zonas musculares, tendinosas, articulares y viscerales. Se considera que es la causa más frecuente de dolor generalizado y configura un grupo muy importante y heterogéneo de pacientes, los llamados “Central Sensitivity Syndromes”.

La fibromialgia (FM) es un término acuñado en 1976 que se refiere a un grupo de síntomas y trastornos músculoesqueléticos poco entendidos, que se caracteriza fundamentalmente por fatiga extrema, dolor persistente, rigidez de intensidad variable de los músculos, tendones y tejido blandocircundante, que son acompañados de una serie de síntomas psicológicos, como dificultades para dormir, rigidez matutina, dolores de cabeza y problemas con el pensamiento y la memoria que suelen impedir el funcionamiento rutinario del sujeto. Es más frecuente su presentación en mujeres de entre 20 y 50 años, en torno el 3 y el 6% de estas, la padecerán.

La fibromialgia es una entidad patológica controvertida, puestos que son muchos los expertos que no la reconocen como enfermedad, debido entre otras cosas, a la ausencia total de pruebas objetivas que sirvan para su diagnóstico, no hay alteraciones en analíticas, ni en diagnóstico por imagen. Aunque históricamente ha sido considerada un trastorno musculoesquelético y neuropsiquiátrico, las evidencias de investigaciones realizadas en las últimas tres décadas han puesto de manifiesto alteraciones en el sistema nervioso central que afectan a regiones del cerebro que podrían estar vinculadas tanto a los síntomas clínicos como a fenómenos descubiertos durante investigaciones clínicas. Aun todavía no hay un tratamiento que cure la enfermedad, pero si se ha conseguido mejorar en muchos de sus síntomas.

ETIOLOGÍA

Es una enfermedad bastante controvertida como ya se ha mencionado puesto que no se conoce el causante y tampoco se aprecian alteraciones físicas objetivables. Se cree que puede estar causada o agravada por estrés físico o mental, exposiciones excesivas a humedad o frío intenso, alteraciones del sueño o asociada a enfermedades reumáticas. Parece demostrada que la enfermedad se origina tras algún proceso puntual, como infecciones víricas o bacterianas. También se dan casos en los que no hay ninguna enfermedad predisponente.

Por todo esto, resulta difícil precisar si la enfermedad se debe a alteraciones del ritmo circadiano (sueño-vigilia), afecciones en el eje hipotálamo-hipofisario-adrenal, los centros de procesamiento del dolor a nivel central y periférico.

Factores Genéticos: Hay hipótesis que apuntan a una predisposición genética a padecer la enfemerdad, ya que se ha observado que la posibilidad de padecerla entre miembros de una misma familia, es 8 veces mayor.

Factores Psicosomáticos: Depresión y ansiedad son producidas por alteraciones emocionales, hechos tristes y traumáticas que acontecen en nuestras vidas. Esta tristeza podría ser desencadenante de la fibromialgia. En un 62% de los pacientes con esta enfermedad, aparecen trastornos psiquiátricos de importancia, que requieren ayuda profesional.

Estrés: No está demostrado científicamente, pero parece que el estrés mantenido, es un factor predisponente importante para padecer la fibromialgia. Se ha llegado a proponer que el estrés podría ocasionar alteraciones en el hipocampo que serían los causantes de la enfermedad.

Trastornos del sueño: Estudios realizados con polisomnografía han detectado alteraciones en el sueño, sueño fragmentado no reparador, fases de sueño profundo disminuidas. Esto sumado a alteraciones del ritmo normal de sueño-vigilia y a un mal procesamiento del dolor, podrían ser los causantes de la patología.

Al no producirse un sueño profundo, no se alcanzan todas las fases necesarias para que el organismo genere serotonina y triptófano, necesarios para mantener un buen estado de ánimo, además de intervenir en la modulación de la respuesta dolorosa. Por todo ello, las personas con alteraciones del sueño, pueden ser más sensibles al dolor, a padecer fatiga crónica y alteraciones como depresión.

Factores ambientales: Existe también la teoría de que la exposición a metales podría causar una especie de intoxicación que provocara la enfermedad, contactos con metal como las prótesis dentarias, piercings, joyas, tatuajes y demás. Se ha observado que algunas pacientes con la enfermedad, al eliminar la exposición a estas sustancias, mejoraban o incluso la enfermedad desaparecía.

CUADRO CLÍNICO

Dolor

El principal síntoma de la enfermedad es el dolor musculoesquelético protopático (difuso) generalizado crónico. El dolor se suele localizar en la región lumbar, cervical, tórax y miembros inferiores. La sensación dolorosa en los muslos, suele asemejarse a calambres por lo que muchas veces, se asocia a otros trastornos (déficit de K, embarazo, deshidratación…), en algunas ocasiones se observarán espasmos musculares (contracturas).

Como todos los dolores crónicos, su intensidad es variable, existiendo perídoso de reagudización en los que se siente muy intenso y muy incapacitante y otras momentos en los cuales es un dolor sordo, constante pero soportable. Hay factores que exacerban la sensación, como frío intenso, ambientes húmedos, situaciones estresantes…

El dolor interfiere de manera decisiva en la calidad de vida de la persona. La persona se siente agotada, sin ánimo de emprender ninguna actividad porque sabe que en cualquier momento se sentirá sin fuerzas y con dolor, lo que convierte a la enfermedad en un círculo vicioso difícil de resolver. La falta de actividad induce a depresión, el dolor produce tristeza, la tristeza y la depresión interfieren en la modulación del dolor, a más dolor, menos actividad y mayor profundización en depresión.

Trastornos psíquicos. Cansancio crónico y elevada fatigabilidad.

Hasta un total de 9 de cada 10 pacientes con fibromialgia pueden presentar trastornos del sueño, sueño fraccionado, no reparador. Como consecuencia de este sueño se produce una progresiva sensación de agotamiento que puede ser hasta limitante, astenia. Este situación de cansancio extremo ahonda aun más en el programa del estado anímico, al tener la sensación constante de cansancio y dolor generalizado, no hay ganas de emprender actividades.

DIAGNÓSTICO

Supone sin lugar a duda el punto más conflictivo de todos, existiendo un debate abierto entre los que defienden la fibromialgia como un ente patológico más y quien se niega a reconocerle tal adjetivo al no existir evidencias físicas de la misma. Todas las pruebas existentes a día de hoy no logran encontrar evidencias, ni analíticas, ni pruebas de imagen, ni biopsias musculares. El diagnóstico es evidentemente clínico, se establece a través de la anamnesis y descartando otras patologías similares pero que si presentan hallazgos clínicos.

Se recomienda derivar a este tipo de pacientes al médico reumatólogo, que está acostumbrado a tratar con enfermedades poco precisas, difusas y de difícil enfoque terapéutico.

Una vez que se ha descartado mediante diferentes pruebas enfermedades tales como: lupus, artritis reumatoide, espondiloartropatías, Sd. Fatiga crónica y otras más, se utiliza un mapa de puntos sensibles (tender points). Por convenio se han establecido un total de 18 puntos. Consideramos que estamos ante un paciente de fibromialgia cuando al aplicar una fuerza de 4kg (peso calibrado) sobre dichos puntos, aparece dolor en 11 ó más (técnica desarrollada por American College of Rheumatology).

Estos puntos se encuentran repartidos por todo el cuerpo, como se puede ver en la imagen, rodillas, hombros, cuello, glúteos, codos, cadera, etc. El hecho de que el diagnóstico se establezca a través de un mapa de puntos dolorosos, hace que la enfermedad sea muy controvertida, puesto que el dolor no es cuantificable y muchas personas pueden fingir la enfermedad, con un poco de entrenamiento y conocimientos de los puntos, se podrían falsear los resultados y conseguir bajas laborales por ejemplo.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

Como en otras muchas enfermedades en los que se sabe con claridad el origen de las mismas, no existen tratamientos curativos, pero si paliativos sintomáticos.

Por un lado, para el tratamiento del dolor, se recomienda el uso de AINEs, especialmente el subgénero de los COX-2, los inhibidores específicos de cicloxigenasa 2, que no dañan la mucosa gástrica, puesto que se tratarán de tratamientos crónicos. En general se suele rechazar el uso de análgesicos de segundo y tercer escalón de analgesia, a no ser que sea imprescindible por intensos dolores.

Para los trastornos psíquicos, como la depresión, se usan los antidepresivos tricíclicos y los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.  Estos fármacos ayudan a aumentar los niveles de serotonina y noradrenalina que estimulan al cerebro y lo mantienen activo, pero no corrigen los trastornos relacionados con el sueño deficitario.

Estudios recientes han usado con éxito medicamentos como pregabalina y gabapentina que se usan en enfermedades neuropáticos, o atrapamientos nerviosos, esclerosis múltiple y se ha observado la mejoría de la clínica dolorosa.

En general, el tratamiento para fibromialgia debe basarse en medicamentos que corrijan el estado de ánimo, en medicamentos que controlen mejor el dolor y en ejercicio físico que ayude a la persona a romper el círculo vicioso de dolor, mal descanso nocturno y depresión.

TRATAMIENTO NO FARMACOLÓGICO

Un programa de fisioterapia completo que abarque masajes, estiramientos y un ejercicio físico moderado, puede ser de gran ayuda para la persona. Resulta difícil convencer a la persona con intenso dolor y elevada fatigabilidad de las bonanzas de la práctica deportiva, pero se sabe que la realización de ejercicio entre otras cosas libera serotonina y endorfinas que ayudan a conseguir una sensación placentera, de bienestar y relajación, además de inducir a un sueño más profundo tras el esfuerzo realizado. Si a esto le añades un masaje descontracturante o relajante al finalizar, en un ambiente relajado, si es posible acompañado de hidroterapia y un programa de estiramientos suaves y controlados, el resultado es una reducción importante de la modulación del dolor.

PROBLEMÁTICA SOCIAL

Como ya se ha dicho con anterioridad, es una enfermedad de difícil diagnóstico porque no existen pruebas constatables de la misma, por lo que mucha gente puede fingir los síntomas para obtener bajas. Por tanto estos pacientes son tratados con cierta reticencia tanto por el personal sanitario como por familiares y conocidos que en muchas ocasiones no terminan de creerlo, por lo que en casos reales de enfermedad, donde la depresión es casi una constante, el sentirse incomprendidos y malmirados ahonda aún más en esa sensación de tristeza abondono personal.

Competencias de la Fisioterapia. A propósito de una publicación.

Recientemente ha aparecido publicado en un blog, una opinión acerca de cuales deben ser las competencias de un fisioterapeuta. Yo como profesional del sector, por supuesto no puedo dejar escapar la oportunidad de opinar al respecto, puesto que algunas ideas me parecen muy acertadas, pero otras sin embargo no tanto.

En primer lugar, todos los que nos dedicamos a profesiones sanitarias, de una forma u otra, nos sentimos poco valorados con respecto a los médicos y siempre se busca la manera de conseguir desacreditar lo que estos dicen, alegando que ellos “saben de lo suyo” y los fisios controlan más otros temas. Hasta aquí estoy de acuerdo, es cierto que a cada uno lo forman en aspectos diferentes para luego ejercer la sanidad en ámbitos diferentes. Sin lugar a duda, lo más difícil que existe en Medicina, es llevar a cabo un diagnóstico correcto, porque de él dependerá todo lo demás. Si se debe luchar por algo, no debe ser por diversificar los equipos de diagnóstico y que el médico te diga una cosa, el fisioterapeuta otra, el especialista traumátologo otra y así hasta donde se quiera. Deberíamos avanzar por lograr los tan nombrados equipos multidisciplinares, donde cada profesional pudiera mostrar su opinión, la sanidad no debería ser un mérito individual de un profesional, sino un estudio concienzudo de cada caso, para que el único beneficiado sea el paciente.

Pacientes y profesionales estamos hartos del, es que el médico me ha dicho…, mi fisio me recomienda esto otro… a quien hago caso?, siempre la balanza se decantará hacia el lado del médico. Pero a nadie se le escapa, que mandar ibuprofeno para todo y si no mejoras se te pinchan corticoides, es matar moscas a cañonazos, y si eso no funciona al traumatólogo, que ha olvidado por completo todas esas maniobras exploratorias que les enseñan en la carrera y solo saben mandar pruebas por imagen, no para confirmar, sino para empezar a trabajar. Esto supone un gasto ENORME a la sanidad, sólo faltaba que también los fisioterapeutas pudieran mandar TAC y RMN. Señores, el trabajo del fisioterapeuta no es diagnosticar, aunque en muchos casos te lleguen casos en los que lo hagas y sin duda, mejor que muchos médicos, pero esa no es la labor del fisioterapeuta, el fisioterapeuta debe resolver problemas de salud apoyándose en el conocimiento y en el uso de terapia físicas, pero desde el área de rehabilitación, de curación, de prevención, no de diagnóstico.

Se debería luchar por conseguir que el médico, si tiene dudas consulte al fisioterapeuta y entre los dos se establezca un tratamiento conjunto, basado en medidas farmacológicas y medidas físicas, sólo debería importar el bienestar del paciente, no quien hace el diagnóstico y quien tiene razón o quien sabe más. Además, referente a esto mismo, en mi lugar de trabajo, ves compañeros a diario y les das un diagnóstico más o menos aproximado, no hay ningún problema en elaborar un informe para su médico, que lo vea y valore si está de acuerdo o no, que sea su médico quien mande diclofenaco, ibuprofeno, naproxeno, celecoxib o lo que más le guste a él y si lo considera oportuno que decida si merece la pena hacer exploraciones complementarias. Un tratamiento farmacológico, apoyado en un tratamiento rehabilitador, tiene muchas más posibilidades de ser efectivo, que si cada uno hace la guerra por su cuenta.

Como colegiado, me indigna muchas veces leer, como Decanos de algunos colegios, son dueños de clínicas de fisioterapia, donde se pagan contratos de formación miserables a fisioterapeutas recién graduados, se les hace tratar 30 o 40 pacientes al día, tratamientos basura, que no sirven para nada, que se establecen en función de si su mutua paga más o paga menos. Si esta es la gente que debe defender los derechos de los fisioterapeutas y luchar por promover la calidad de nuestro servicio, así vamos. Debemos acabar con este despropósito, dueños de clínicas forrados hasta los ojos, ofreciendo tratamientos inútiles porque todo está pactado, 40 sesiones de rehabilitación por accidente de tráfico, estés mejor o peor.

Todos hemos visto peluquerías donde hacen drenajes, centros de estética donde se hacen masajes de todo tipo y ninguno de ellos tienen fisioterapeutas para realizar estos tratamientos. Pues acabemos de una vez con el intrusismo. Pero es que, entiendo a la gente perfectamente, si vas al chico de la esquina que ha hecho un curso de masajes y te hace un masaje por 10 euros y el fisio te va a cobrar 30 como pide el colegio que hagamos, pues en esta situación actual, es fácil la decisión, por mucho que le expliques los riesgos para su salud, también es malo fumar y la gente fuma.

Habría que mirar la legislación y ver que no tiene sentido que para un paciente o dos que puedas tratar, de vez en cuando, NO ES LÓGICO, PAGAR 24O euros mensuales de autónomos, ¿quien los pagará?, nadie, fomentando que la gente acuda casas privadas a recibir tratamientos de incógnito donde no se hacen diagnósticos, ni se plasma un evolutivo, donde se cobran precios bajos y se daña a la clientela de las clínicas, pero insisto, si tu haces dos tratamientos en una semana y cobras 15 o 20 euros por ellos, ¿vas a pagar a autónomos?, alguna alternativa habrá a este problema. Si no se legisla correctamente esta realidad, nosotros mismos destruimos nuestra propia profesión.

Respecto a la formación especializada estoy totalmente de acuerdo, es muy injusto que se nos enseñe una carrera plagada de generalidades, que sólo abordan las técnicas por encima, que te dicen los diferentes enfoques posibles, pero no profundiza en casi ninguno y la única alternativa que te queda es acabar la carrera y a golpe de billete estudiar en escuelas privadas, ¿Quien va a gastar 2000 o 3000 euros recién salido de su carrera en un curso de fisioterapia deportiva, si luego no sabes si vas a trabajar en eso?.

Somos un país con una mentalidad atrasada en muchos aspectos y en la fisioterapia no íbamos a ser menos, aquí sólo invertimos en salud si tenemos mucho dinero y nos vamos al sector privado para agilizar tiempos, nunca jamás nos acordamos de la medicina preventiva, en cuidarnos antes de tener que curarnos, somos de los últimos países de Europa en acudir al dentista, de los últimos en acudir al fisioterapeuta porque te previene de padecer lesiones músculoesqueléticas. Aquí no sabemos todavía que si sufres un esguince de tobillo (por poner un ejemplo) lo mejor no es llevar un mes una escayola, sino acudir a tu fisio y en dos o tres sesiones te dejará como nuevo. Como no hay mentalidad de prevención de la enfermedad, no se sabe ni que papel tiene la fisioterapia, de ahí el sobrenombre de masajistas, ¿pues habrá que informar a la gente mejor no? El prestigio de esta profesión depende de su publicidad, y la publicidad que se le da, con intrusos, con tratamientos basura en clínicas privadas, con fisios trabajando en sus casas a escondidas y amenazados por los colegios, de la sanidad pública donde todo vale (esto da para hablar 2 meses)y demás, pues creo que el último de los hitos a conseguir es si un fisio puede recetar un diclofenaco en pomada o cloroetilo o si podemos hacer un volante para unos Rx.

Hay mucho trabajo por hacer, pero pretender construir la casa por el tejado, y además en el tejado aparte de poner ladrillos, ponemos antenas parabólicas, techos solares y otros adornos prescindibles, no vamos a ninguna parte.

El texto al que me refiero es manel-domingo.blogspot.com.es/2012/05/un-sueno-para-la-fisioterapia.html?m=1, y quisiera sobre todo dejar claro, que no tengo nada en contra de la opinión de Manel, todo lo contrario, me encantaría estar de acuerdo con él en todo, pero actualmente me parece imposible y que habría que cambiar muchas cosas antes de llegar a cosas como el diagnóstico, la petición de pruebas complementarias o la prescripción de medicamentos.

Enfermedad de Alzheimer: Actuación Profesional y apoyo familiar. Epidemiología y Prevención.

ACTUACIÓN PROFESIONAL Y APOYO FAMILIAR

Los cuidados específicos que se puede ofrecer a un paciente de Alzheimer, abarcan muchos campos, por destacar algunos de ellos:

       Prevención de accidentes: Conforme se intensifica el deterioro mental y físico, la posibilidad de sufrir accidentes se incrementa notablemente, para evitar las caídas se pueden retirar alfombras resbaladizas, colocar adaptaciones en el baño, no utilizar ropas holgadas ni muy apretadas. Se trata en definitiva de pautar o adaptar unas actividades que no entrañen riesgos para el enfermo, no de mermar sus capacidades por miedo a posibles accidentes.

       Medicación: Es importante asegurarse de la correcta toma de la medicación prescrita, buscar la pauta más sencilla y práctica.

       Higiene corporal y pulcritud: El enfermo EA suele rechazar el baño, con frecuencia mostrándose violento. Es importante por seguridad adaptar el baño a las necesidades del paciente, hablar de forma constante durante el baño, en tono suave-moderado, que apacigüe el malestar que el enfermo siente ante una situación que le resulta extraña y molesta, y por las manipulaciones que esta acción entraña en sí misma.

       Alimentación: Con frecuencia el enfermo olvidará comer, o bien rechaza los alimentos, tirándolos o escupiéndolos. Tampoco es extraño que intente consumir alimentos que se encuentran en mal estado o no apropiados atendiendo a otras patologías concomitantes, diabetes, HTA, obesidad. Pueden mostrarse violentos a la hora de comer y negarse o comer compulsivamente sin ningún tipo de limitación. Algunas normas básicas para la alimentación de estos pacientes consisten en: Servir los platos uno detrás de otro en un orden lógico; utilizar vajilla y cubertería adaptada de fácil uso, los vasos que sean transparentes para que puedan ver su contenido y no desconfíen; no mezclar comidas con sabores muy opuestos; si es posible, sentarse a comer con ellos para que ellos lo hagan por imitación. Limitar el acto de la comida a 30 minutos y respetando siempre el mismo horario de comida, para crear una rutina fácilmente recordable.

       Incontinencia: Conforme evoluciona la enfermedad, muchos de estos pacientes se vuelven incontinentes, incapaces de retener la orina y las heces, aumentando peligrosamente el riesgo de padecer úlceras. Este problema aparece por una doble causa, en primer lugar aparece una incapacidad para controlar los músculos esfínteres que cierran el ano y uretra, en segundo lugar por la pérdida de sensación consciente de tener que orinar. Para controlar este problema podemos: facilitar el acceso al baño, usar ropa fácil de retirar, modificar horarios de ingesta de líquidos, utilizar empapadores urinarios.

Si nos referimos exclusivamente al ámbito familiar, resulta interesante evaluar cuales son las condiciones de cada familia para poder afrontar las consecuencias emocionales, sociales y médicas que el tener un familiar con esta enfermedad suponen. El impacto de la demencia sobre el entorno familiar depende de varios factores:

       Recursos económicos.

       Número de miembros que componen la familia

       Vínculos emocionales.

       Del nivel cultural y capacidad para adquirir conocimientos sobre la enfermedad.

       De la condiciones de la vivienda

       De la salud de los cuidadores.

       De la evolución de la demencia

       DE los recursos sanitarios a que se pueda recurrir.

La familia se erige en el principal sustento del enfermo con EA, desde el principio de su padecimiento hasta el fin, teniendo tristes consecuencias sobre el enfermo y su entorno, en muchas ocasiones por que las condiciones anteriormente descritas, se tornan dificultades. Por ello es importante dotar de recomendaciones a las familias para paliar en la medida de los posible esas situaciones de angustia y rabia. Las dividiremos dependiendo de la etapa en la que se encuentre el enfermo.

 

Primera etapa: El enfermo percibe lo que sucede a su alrededor. Sugerencias:

       Vigilar atentamente la conducta del enfermo anotando cambios y acciones curiosas y anómalas.

       Comprobar que su estado general es bueno.

       No reprocharle errores, sino dirigir la conducta hacia términos positivos y prácticos.

       No enfadarse, al final esta actitud empeora la situación y crea un clima de tensión inapropiado.

       Si el paciente debe realizar algún trámite legal, no hacerlo por él, sino acompañarlo y ayudarlo.

       Se debe evitar: Situaciones tristes y angustiosas, no exigirles demasiado, no confundirlo con preguntar complicadas, ni someterlo a situaciones estresantes como reuniones concurridas.

Segunda etapa: El enfermo ya no percibe lo que sucede alrededor. Sugerencias:

       Preparar una rutina para el afectado

       Tener siempre a manos los tfnos de emergencias.

       Procurar revisiones periódicas con su MAP porque el paciente muchas veces no será capaz de expresar sus dolencias.

       Animarlo a realizar paseos al aire libre, procurar dieta rica en fibra, para evitar el estreñimiento.

       Colocar pulseras identificativas con el nombre de la persona y dirección y la enfermedad que padece, para que si se extravía sea sencillo devolverlo a casa.

       A menudo realizarán preguntas infantiles “¿Dónde está mamá?” “¿Cuándo nos vamos a casa?”, ante esas preguntas, responder con cariño, con frases breves, fáciles de comprender y mirándoles a los ojos, de esta forma les resulta más fácil comprender lo que se les dice.

       Agradarles con su música favorita, sus platos preferido, fotos familiares.

Tercera etapa: total deterioro e incapacidad del enfermo, queda postrado en cama.

       Controlar la dieta, que sea equilibrada.

       Instalar al paciente en una habitación limpia, bien ventilada e iluminada, tener en cuenta que seguramente pasará allí los últimos días de su vida.

       Cambios posturales, recomendable cada 2 horas

       Medidas higiénicas.

EPIDEMIOLOGÍA

La incidencia en estudios de cohortes, cuando se sigue a lo largo de varios años a una población libre de la enfermedad, muestra tasas entre 10 y 15 nuevos casos cada mil personas al año para la aparición de cualquier forma de demencia y entre 5 – 8 para la aparición de la enfermedad de Alzheimer. Es decir, la mitad de todos los casos nuevos de demencia cada año, son pacientes con EA. También hay diferencias de incidencia dependiendo del sexo, ya que se aprecia un riesgo mayor de padecer la enfermedad en las mujeres, en particular entre la población mayor de 85 años.

La prevalencia es el porcentaje de una población dada con una enfermedad. La edad avanzada es el principal factor de riesgo para sufrir la enfermedad de Alzheimer (mayor frecuencia a mayor edad). La prevalencia de una enfermedad en la población depende de factores como la incidencia y la supervivencia de los pacientes ya diagnosticados. En los Estados Unidos, la prevalencia de EA fue de un 1,6% en el año 2000, tanto en la población general como en la comprendida entre los 65 y 74 años. Se apreció un aumento del 19% en el grupo de 75 a 84 años y del 42% en el mayor de 85 años. Sin embargo, las tasas de prevalencia en las regiones menos desarrolladas del mundo son inferiores. La OMS estimó que en 2005 el 0,3 de la población mundial tenían demencia y que la prevalencia aumentaría a un 0,441% en 2015 y a un 0,556% en 2030. Varios estudios han llegado a las mismas conclusiones. Otro estudio estimó que en el año 2006, un 0,4% de a población mundial, lo que suponen aproximadamente 26,6 millones de personas, se vería afligido por EA y la prevalencia se triplicará en 2050.

 En España se estima que actualmente existen 1.300.000 pacientes diagnósticados de EA de los cuales el 13% son hombres y el 8% son mujeres, y existen aproximadamente 200.000 pacientes sin diagnosticar. Se calcula también que cada paciente en fase avanzada de EA supone un coste de 30.000 euros anuales a la sanidad pública, por lo que los países desarrollados invierten mucho dinero en la búsqueda de una cura para esta enfermedad que en los próximos años supondrá un grave problema tanto social como económico.

PREVENCIÓN

 Los estudios globales sobre las diferentes medidas que se pueden tomar para prevenir o retardar la aparición de la EA han tenido resultados contradictorios y no se ha comprobado aun la relación causal entre los factores de riesgo y la enfermedad, ni se han atribuido a efectos secundarios específicos. Por el momento, no parece haber medidas definitivas para prevenir la aparición de la enfermedad.

 Varios estudios epidemiológicos han propuesto diversas relaciones entre ciertos factores modificables, tales como la dieta, los riesgos cardiovasculares, productos farmacéuticos o las actividades intelectuales entre otros, y la probabilidad de que en una población aparezca la EA. Por ahora se necesitan más investigaciones y ensayos clínicos para comprobar si estos factores ayudan a prevenirla.

 Los componentes de una dieta mediterránea, que incluyen frutas y vegetales, pan, cebada y otros cereales, aceite de oliva, pescados y vino tinto, pueden de manera individual o colectiva, reducir el riesgo y el curso de la enfermedad de Alzheimer. Varias vitaminas, tales como la vitamina B12, B3, C o el ácido fólico parecen estar relacionadas con una reducción del riesgo de EA. Sin embargo, otros estudios han indicado que no tienen un efecto significativo en el desarrollo o el curos de la enfermedad, además de que pueden tener efectos secundarios importantes. La curcumina del curry ha mostrado cierta eficacia en la prevención de daño cerebral en modelos de ratón.

 A pesar de que los riesgos cardiovasculares, como la hipercolesterolemia, hipertensión arterial, la diabetes y el tabaquismo, están asociados a un mayor riesgo de desarrollo y progresión de la EA. Las estatinas, que son medicamentos que disminuyen la concentración de colesterol en el plasma sanguíneo, no han sido efectivas en la prevención o mejora de EA. Sin embargo en algunos individuos el uso a largo plazo de AINES se relaciona a una disminución del riesgo de padecer la enfermedad. Otros fármacos y terapias, como el reemplazo de hormonas en las mujeres, han dejado de ser aconsejadas como medidas preventivas del Alzheimer. Se incluye también un reporte en 2007 que concluyó la falta de evidencias significativas y la presencia de inconsistencias en el uso de ginkgo biloba para mejorar los trastornos cognitivos.

Hay diferentes actividades intelectuales como jugar al ajedrez, la lectura, el completar crucigramas o las interacciones sociales frecuentes, que parecen retardar la aparición y reducir la severidad del Alzheimer. El hablar diversos idiomas también parece estar vinculado a la aparición tardía de la enfermedad.

Otros estudios han demostrado que hay un aumento en el riesgo de la aparición del Alzheimer con la exposición a campos magnéticos, la ingestión de metales, en particular de aluminio, o la exposición a ciertos solventes. La calidad de algunos de estos estudios ha sido criticada, y otros estudios han concluido  que no hay una relación entre estos factores ambientales y la aparición de EA.

En definitiva no existe un tratamiento eficaz ni para la prevención, ni curativo, ni paliativo, hay varias vías de investigación que tratan de dar explicación al origen de la enfermedad y con ellos obtener un tratamiento que consiga acabar con ella. Como ya mencionamos en anteriores posts, existe un grupo de investigación que por error, mientras ensayaban con un medicamento anticanceroso, encontraron una aparente cura para la enfermedad, consiguiendo revertir los signos y síntomas de la demencia en unas pocas horas , es un gran avance, pero se encuentra en fase de investigación y aun pasarán años hasta que se pueda asegurar que es efectivo y se pueda comercializar.