Primeros Auxilios 4: Urgencias Cardiovasculares: IAM, Shock y Síncope.

El infarto agudo de Miocardio (IAM)

El infarto se presenta como un dolor torácico intenso y prolongado que se percibe como una presión intensa, y que puede extenderse (irradiarse) a brazo y hombros sobre todo izquierdos, espalda, el incluso mandíbula y dientes. Se presenta cuanto una de las arterias que irrigan al corazón (arterias coronarias)se bloquean y dejan de llevar sangre a su objetivo. El bloqueo puede deberse a espasmos de las paredes de la arteria o por la formación de placas de ateroma (ateroesclerosis), formándose pequeños coágulos agudos. La ateroesclerosis es una enfermedad de la pared de los vasos arteriales, causada por el depósito de colesterol, clacio y tejido fibroso. Produce una mayor resistencia al flujo normal de sangre a través del vaso afectado, con la consiguiente isquemia de los distintos órganos (corazón, cerebro…)

aterosclerosis

Dicho bloqueo ocasiona daño al tejido y la pérdida permanente de la habilidad de contraerse de esa porción lesionada. El músculo tiene la particularidad de que sus células musculares no se regeneran, una vez sufren un daño por falta de oxígeno, las fibras musculares son sustituidas por tejido fibroso que no tiene la capacidad contráctil de las fibras originales y por tanto el corazón pierde contractilidad y efectividad a la hora de bombear sangre.

Características del IAM:

  • El dolor se describe como un puño enorme que retuerce el corazón o como una lanza ardiente que te atraviesa. Es similar al de la angina de pecho, pero más prolongado y no responde al uso de vasodilatadores sublingüales (cafinitrina, nitroglicerinas).
  • El dolor a veces se percibe de forma distinta, o no sigue ningún patrón fijo, sobre todo en ancianos y diabéticos, en los que puede percibirse como un dolor prolongado en la parte superior del abdomen que puede confundirse con alteraciones digestivas. Incluso en algunos casos se pueden dar IAMs sin clínica de dolor, infartos subclínicos.
  • Dificultad para respirar.
  • Mareo. Es el único síntoma en un 10%.
  • Alteraciones ECG.
  • Elevación de CPK o CH, creatinfosfoquinasa, enzima marcadora de destrucción muscular, sólo se ve en pruebas de laboratorio.

infarto_miocardio

PRIMEROS AUXILIOS EN EL IAM

  • Hacer que la víctima se siente y descanse, no demandar más sangre a ese corazón de la necesaria. Tratar de mantener la calma.
  • Aflojar cualquier prensa de vestir ajustada. Si la víctima tiene una condición cardíaca conocida, preguntarle que medicación toma para ello.
  • Ayudar a la víctima a tomar su medicamento (generalmente suele ser nitroglicerina sublingüal).
  • Si el dolor no desaparece con el reposo y 3 minutos después de haber tomado la nitroglicerina, buscar asistencia médica de emergencia.

Si la víctima es un adulto inconsciente que no reacciona, porque ha entrado en PCR (parada cardiorespiratoria), pedir asistencia sanitaria y a continuación iniciar la RCP.

No se debe

  • Dejar a la víctima sola, excepto si para pedir ayuda es estrictamente necesario.
  • Permitir que la víctima reste importancia al problema y niegue los síntomas.
  • Esperar demasiado tiempo a ver si remite (nunca más de 3-5 minutos).
  • Dar a la víctima alimentos o medicamentos, líquidos o sólidos por boca si no es con una autorización médica expresa.

Resumen infarto

Estados de Shock

el shock se presenta generalmente con un ataque cardíaco, heridas graves con pérdidas de volumen sanguíneo (shock hipovolémico), o estados emocionales de depresión intensa. Puede acontecer también después de una infección severa no resuelta (shock séptico), por un dolor muy intenso, postración por calor, envenenamiento por comidas o productos químicos, quemaduras intensas, descargas eléctricas.

Signos de shock:

  • Manos frías y húmedas con gotas de transpiración en la frente y palma de las manos.
  • Palidez cutáneo-mucosa.
  • Quejas de la víctima al sentir escalofríos, o aun temblores debido al frío.
  • Frecuentes náuseas y vómitos.
  • Respiración rápida y superficial.

Esta clínica es compartida por muchas patologías y es la manera de responder nuestro cuerpo a situaciones de emergencia vital, podemos encontrarlo en hipoglucemias severas, en estados de shocks,

El estado de shock o choque se debe a la disminución del consumo de oxígeno en la célula. La disfunción inicial y fallo celular posterior está condicionado por la incapacidad de la célula para poder mantener sus funciones adecuadamente (esto debido a la falta de oxígeno y nutrientes y la incapacidad concomitante para movilizar desechos metabólicos). La célula entra en una situación grave en lo que respecta a la producción de energía. El déficit se hace crítico y ésta comienza a tener problemas para mantener su funcionamiento e integridad. De aquí que si las condiciones que ocasionan el choque no son revertidas, la célula simplemente muere.

Considerando que un órgano está formado por células y que diferentes órganos forman un sistema, podemos extrapolar y pensar en la evolución de los daños desde la célula hasta la disfunción y fallo orgánico.

Del fallo orgánico se comienza a considerar el fallo de los sistemas. Ante una situación crítica como la que representa el choque, la mortalidad se relaciona con:

  1. La causa del choque.
  2. La duración del estado vegetativo que ocasiona el choque.
  3. Grado de disfunción orgánica (mayor gravedad y mayor mortalidad en relación a número de órganos en disfunción).
  4. Número de órganos en fallo (mayor mortalidad en relación a mayor número de órganos en fallo).

Tipos de shock:

  1. Hipovolémico: es el tipo más común de choque y es causado por la disminución del volumen sanguíneo. La causa principal de esta disminución es la pérdida de sangre por causas internas (como las hemorragias) o externas (como las pérdidas a través de fístulas o quemaduras graves).
  2. Hipovolémico relativo (o choque distributivo): ocurre debido a alteraciones de la relación contenedor/contenido. Se subdivide en:
    1. Séptico: causado por una fuerte infección.
    2. Anafiláctico: Por reacciones alérgicas severas.
    3. Neurogénico: Se da en el momento inicial de la producción de una lesión medular.
  3. Cardiogénico: Ocasinado por un corazón ineficiente que no es capaz de bombear la sangre necesaria, en infartos, fibrilaciones auriculares, ICC…
  4. Obstructivo: el flujo de sangre se obstruye impidiendo, e incluso deteniendo por completo la circulación. Varias condiciones dan lugar a esta forma de choque (taponamiento cardíaco, pericarditis, TVP, estenosis).
  5. Choque endocrino debido a alteraciones en este sistema, su inclusión como un tipo de choque es reciente. Se distinguen tres causas básicas: hipotiroidismo, Tirotoxicosis, escasez suprarrenal aguda.

Salve la vida al paciente, previniendo el shock. Los primeros auxilios para el tratamiento del choque incluyen:

  • Verificar inmediatamente si el paciente está consciente.
  • Si se está solo con el paciente se debe ir por ayuda; en caso contrario se debe enviar a alguien por ayuda mientras otra persona se queda con el paciente.
  • Asegurar la apertura de la vía respiratoria y determinar si hay respiración. Colocar al paciente en posición de recuperación o defensa para no aspirar posibles secreciones, saliva, sangre, resto de alimentos.
  • Aplicar presión directa a cualquier sangramiento obvio.
  • Cubrir al paciente con una manta o chaqueta no muy gruesa, pues suele haber hipotermia.
  • No ofrecer bebidas, si el paciente las pide solo humedecer los labios.
  • Prepárese para realizar RCP.
  • Una vez que las necesidades inmediatas del paciente han sido atendidas es necesario recabar información: ¿Qué ocurrió? ¿Tiene problemas médicos? ¿Toma algún medicamento? ¿Es alérgico a algún medicamento?. Escriba esta información si es posible, ya que el paciente puede perder la consciencia, perdiéndose esta valiosa información.
  • Provea la información obtenida al personal de la ambulancia cuando llegue.

Síncope o Desmayo

Las pérdidas de conciencia o síncopes son un síntoma, y no una enfermedad. Cuando uno se marea sin llegar a desmayarse, los médicos hablan de presíncope. En cualquier caso, síncope o presíncope, ocurre que el cerebro no está recibiendo suficiente oxígeno para funcionar bien, por lo que el cerebro que necesita un flujo constante de sangre, cierra vasos sanguíneos de otros órganos para asegurarse él, una cantidad de sangre fija, es su manera de “desconectar el cuerpo”, para funcionar con lo básico. Las causas del síncope son generalmente el resultado de un mal funcionamiento del sistema cardiovascular o del sistema nervioso. Los desmayos también pueden estar relacionados con el miedo, el dolor intenso y el sufrimiento emocional.

Una bajada súbita de la presión sanguínea puede causar un desmayo, lo cual puede ocurrir si se presenta sangrado o deshidratación severa. Asímismo, un desmayo puede ocurrir si la persona se incorpora de forma repentina y brusca desde la posición de acostado, los baroreceptores de nuestros cuerpo necesitan unos segundos para adaptar los cambios de presión de la posición de acostado a sentado o de pie, esto puede provocar un déficit súbito de sangre a nivel cerebral, el cual ante una situación potencial de peligro, decide “apagar” el resto del cuerpo.

Ciertos medicamentos pueden llevar a que se presente desmayo debido a un descenso en la presión sanguínea u otra razón. Los medicamentos comunes que inducen al desmayo incluyen ansiolíticos, antihipertensivos, somníferos, analgésicos potentes, antihistamínicos…

Otras razones por las cuales una persona se puede desmayar incluyen la hipeventilación, el consumo de alcohol o de drogas o una hipoglucemia severa.

Cuando una persona se desmaya, no solamente experimenta pérdida de conocimiento sino también pérdida del tono muscular y palidez en su rostro. Igualmente, la persona puede sentir debilidad o náuseas justo antes del desmayo y tener la sensación de que los ruidos alrededor se desvanecen.

El tratamiento inmediato consiste:

  • No mueva innecesariamente a la víctima.
  • No administre nada por boca.
  • Inspeccionar las vías respiratorias, si están libres, tipo de respiración y existencia de pulso. De no existir respiración espontánea ni pulso, pedir ayuda e iniciar RCP.
  • Aflojar las ropas apretadas alrededor del cuello.
  • Mantener a la persona afectada acostada durante al menos 10 o 15 minutos, en un espacio fresco y calmada a ser posible.
  • Si aparecen vómitos, ladear a la persona para evitar aspiraciones.
  • Elevar los pies por encima del nivel del corazón, suele suponer la recuperación espontánea en muchos de los casos.

sincope

Acerca de franfisio81

Fisioterapeuta 653 CLM.

Publicado el 13 de marzo de 2013 en Primeros Auxilios y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: