Las ayudas técnicas en la vida diaria del anciano.

Qué son

Las ayudas técnicas son cualquier objeto, equipo o producto utilizado para aumentar, mantener o mejorar las habilidades de las personas con discapacidad, de tal forma que promueven la independencia en todos los aspectos de la vida diaria de la persona. Reconocen las desigualdades en las que se encuentran las personas con discapacidad, por lo que procuran compensar o equiparar oportunidades. Debido a la naturaleza dinámica de las personas, pueden variar en el transcurso de la vida de la persona y según el entorno.

Éstas deben considerar las necesidades particulares y características de la persona. Así mismo, para facilitar su utilización, se debe tomar en cuenta cómo es el entorno en el que se desenvuelve la persona. Es decir que los requerimientos varían no sólo dependiendo de las características particulares de la persona, sino, que también de las condiciones del lugar en que va a ser utilizada, por ejemplo, una silla de ruedas para ciudad y una para la playa.

Características de las ayudas técnicas

Toda ayuda técnica debe ser sencilla, eficaz (produce el efecto deseado y satisface las necesidades para las que ha sido concebida), es segura y fácil de manipular y utilizar.

  • Necesaria y eficaz: en el sentido que no se prescribe o utiliza sin que exista una necesidad real por ésta. Produce el efecto deseado y responde a las ayudastecnicasnecesidades para las que ha sido concebida.
  • No restrictiva: no limitará o reducirá otras funciones, capacidades o actividades.
  • Criterio técnico: no está contraindicada para la persona, no debe existir ninguna circunstancia que se oponga al uso de la ayuda técnica.
  • Segura: evita riesgos innecesarios
  • Calidad – Precio: es de gran importancia que los materiales sean resistentes, duraderos, fáciles de limpiar y de bajo costo. La resistencia de los materiales y la estructura propia de la ayuda técnica inciden directamente en la calidad de ésta y en su vida útil. La necesidad imperante de que las ayudas técnicas sean duraderas y del menor costo posible, responde a que gran parte de la población que enfrenta una discapacidad, incurre en mayores gastos que una persona que no la enfrenta.
  • Fácil obtención: la adquisición de una ayuda técnica debe ser oportuna, de modo tal que la persona tenga posibilidades de usarla desde el preciso momento en que se detectó la necesidad. De igual menera, no sirve de mucho la prescripción de un dispositivo de elevado costo (que no pueda ser costeado) o que no está disponible en el mercado.
  • Aceptada por el usuario: es requisito indispensable que la persona acepte utilizar la ayuda técnica, y que ésta se sienta lo más natural y cómoda posible ésta.
  • Mantenimiento: el mantenimiento de la ayuda técnica debe ser posible, de bajo costo y cercano. Así mismo, se debe disponer de repuestos para las mismas.
  • Son dinámicos, varían en el transcurso de la vida de la persona y según el entorno.

¿Por qué es necesaria una ayuda técnica?

Existen cuatro razones principales por las que se hace necesario el uso de una ayuda técnica:

  • Si para realizar una o varias actividades se requiere un esfuerzo desmesurado. Ejemplo: silla de ruedas para una persona que le cuesta mucho caminar.
  • Como prevención de un proceso degenerativo. Ejemplo: zapatos ortopédicos.
  • Para evaluar el funcionamiento de un individuo.
  • Durante la rehabilitación. Ejemplo: ejercitadores.

CLASIFICACIÓN DE AYUDAS TÉCNICAS

Existen gran número de ayudas técnicas, según la normativa internacional este es el nivel básico:

  • Ayudas para terapia, entrenamiento y aprendizaje de la comunicación en lengua materna y extranjera, se incluyen grabadoras y receptores de audio.
  • Ayudas para el entrenamiento y aprendizaje en comunicación alternativa y aumentativa para permitir la comunicación interpersonal; se incluye Braille, lengua de signos; ayudas para el entrenamiento de las capacidades cognitivas, para la comunicación, información y señalización, incluyendo ayudas para leer, escribir, telefonear y alarmas de seguridad.
  • Ayudas para el aprendizaje de la continencia, son dispositivos para entrenar a una persona a controlar su vejiga y/o intestinos.ayudastecnicas2
  • Ayudas para el entrenamiento de las capacidades cognitivas diseñadas para mejorar las capacidades en las que se basan las actividades de razonamiento y lógica
  • Ayudas para el entrenamiento y el aprendizaje de tareas básicas, incluidas actividades relacionadas con el conocimiento básico que es necesario para desarrollar nuevas capacidades en educación y otras actividades requeridas para la vida en sociedad.
  • Ayudas para la educación, contempla ayudas para el estudio y la adquisición de capacidades en todas las áreas, así como para el entrenamiento y el aprendizaje profesional.
  • Ayudas para el entrenamiento y el aprendizaje profesional, que contempla habilidades sociales, así como las necesarias para la manipulación de productos y bienes.
  • Ayudas para la formación artística. Equipo para adquirir habilidades funcionales y/o herramientas que permitan la expresión artística.
  • Ayudas para el entrenamiento y el aprendizaje de habilidades sociales por medio de las cuales se aprende cómo interactuar con el mundo externo.
  • Ayudas para el entrenamiento y el aprendizaje en actividades de la vida diaria relacionadas al cuidado y la protección personal.

AYUDAS TÉCNICAS PARA DEAMBULACIÓN

Las ayudas para la deambulación son el tipo de ayuda técnica más importante y frecuente. Pueden ser manejadas por un brazo como los bastones y las muletas o por los dos brazos como los andadores. La prescripción de estos dispositivos debe efectuarse en el momento adecuado y el paciente ha de reunir unas condiciones mínimas para poder usarlas.

Bastones y muletas

  • Los bastones, al igual que las muletas, sirven para facilitar la marcha aumentando la estabilidad, al ampliar la base de sustentación y/o reduciendo la carga sobre una o ambas extremidades inferiores. Los bastones están hechos de madera o de aluminio ajustable en altura. Son las ayudas para la deambulación bastonesmás sencillas y, por este motivo, tienden a ser olvidados en la atención temprana de personas que precisan ayuda en los momentos iniciales de su discapacidad para la marcha. De hecho, cuando se le sugiere a un paciente el empleo de un bastón, con gran frecuencia lo suele rechazar como signo de senilidad o discapacidad. Están indicados en déficits funcionales de una o ambas extremidades inferiores provocados por patología musculoesquelética o neurológica. Cuando los déficits son muy importantes se preferirán las muletas a los bastones, y si están afectados los miembros superiores será necesario modificarlos. Los bastones simples resultan inestables si se aplican sobre ellos fuerzas superiores al 20-25% del peso corporal. Su principal función es proporcionar equilibrio y aumentar la sensación de estabilidad. Si se precisa mayor soporte y estabilidad se usarán las muletas, en primer lugar las de apoyo en antebrazo.
  • La altura óptima que debe tener tanto el bastón simple como la empuñadura de los bastones ingleses es la equivalente a la existente desde el trocánter mayor al suelo. Los bastones con varios puntos de apoyo en el suelo proporcionan una mayor base de apoyo, y por tanto, mayor estabilidad que los bastones simples. Representan un paso intermedio, de uso temporal, entre la marcha en paralelas y el empleo de otro tipo de bastón. Se utilizan sobre todo en hemipléjicos. Las muletas de apoyo simultáneo en antebrazo y codo están indicadas en poliartritis con rigidez del codo en flexión y/o con limitaciones de la movilidad de la muñeca, en parálisis del tríceps braquial o de manos y también muñecas dolorosas o traumatizadas. Las muletas de apoyo axilar están contraindicadas en artropatías de hombro por la importante tensión que causan en su estructura.

Andadores

  • Representan las ayudas para caminar manipuladas por dos brazos. Existen dos tipos fundamentales. Por un lado, los que tienen incorporados unas ruedecillas para facilitar su desplazamiento y, por otro lado, los que no las llevan. A unos y otros se les pueden adaptar dispositivos especiales para apoyo en antebrazo o varios tipos de empuñaduras Las indicaciones generales de los andadores son personas con debilidad en uno o ambos miembros inferiores, personas con trastornos de equilibrio o aquellas que presentan un cuadro de disminución global de la fuerza pero que mantienen la suficiente en los miembros superiores como para manejarlo. La altura puede ser regulable y se recomienda que la empuñadura de un andador simple se sitúe como en los bastones simples, es decir, deben quedar a la altura de los trocánteres mayores. En los de apoyo antebraquial la altura idónea es la distancia desde el antebrazo al suelo con el codo flexionado 90º. Los componentes accesorios pueden o no estar presentes y suponen un peso añadido. Entre los más utilizados están los frenos, el asiento, la cesta o bolsa y la bandeja.

andadores

Existen otras muchas más ayudas técnicas para el vestido, para el baño, para la alimentación, para el cuidado personal, adaptaciones para la vivienda, para el coche… Pero queríamos centrarnos en la definición de ayuda técnica y enfocarlo sobre todo a la movilidad.

Información extraída de CNREE y Ortotecsa.

Acerca de franfisio81

Fisioterapeuta 653 CLM.

Publicado el 3 de mayo de 2013 en Geriatría, Geriatría y Gerontología y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: