Las reacciones alérgicas.

La alergia es una reacción de su sistema inmunológico hacia algo que no molesta a la mayoría de las otras personas. Las personas que tienen alergias suelen ser sensibles a más de una cosa.

Síntomas

La sustancia o elemento que provoca dicha reacción se denomina alérgeno, y los síntomas provocados son definidos como reacciones alérgicas. Cuando un alergiaalérgeno penetra en el organismo de un sujeto que es alérgico a él, su sistema inmunitario responde produciendo una gran cantidad de anticuerpos llamados IgE. La sucesiva exposición al mismo alérgeno produce la liberación de mediadores químicos, en particular la histamina, que producirán los síntomas típicos de la reacción alérgica.

Tipos de alergia

La alergia se incluye en las reacciones de hipersensibilidad (respuesta inmune patológica o inmunopatología) de Gell y Coobms de cuatro tipos:

  1. Inmediatas o alérgica: Basadas sobre la reacción al IgE
  2. Cito-tóxica.
  3. De complejos inmunes.
  4. Retardadas.

Una sustancia frecuentemente inofensiva puede provocar en ciertos casos reacciones patológicas del tipo alérgico. Ciertos tratamientos se basan en la rehabituación del organismo, a esto se le denominadesensibilización.

Etiología

Las causas de las alergias son diversas. Generalmente una alergia es de origen hereditario, sin embargo no es común que se herede la alergia a una sustancia en específico, sino la tendencia a ser alérgico a alguna sustancia.

Otra causa común de las alergias es el exceso de higiene por parte del paciente, más comúnmente aquellas que están relacionadas con la piel. Parece ser que al mantenerse libre de bacterias el sistema inmunológico se distorsiona, se exalta al momento de enfrentar cualquier mal bacteriológico y es lo que provoca realmente el mal (es decir, autoinmune).

Clasificación

Según el origen del alérgeno se distinguen los siguientes tipos:
  • Alergia a alimentos
  • Alergia al polen ( polinosis, arcaicamente “fiebre del heno”)Acaros
  • Alergia a los ácaros del polvo
  • Alergia a las picaduras de ciertos insectos (por ejemplo: abeja)
  • Alergia a los animales
  • Alergia a los metales: La alergia más frecuente entre las de este tipo, es la alergia al níquel, el cual se halla presente en prácticamente todas las aleaciones demetales no-nobles y a veces en algunas aleaciones de oro bajo. La alergia al níquel está mediada por un mecanismo de hipersensibilidad tipo 4, con inflamaciónproducida por liberación de mediadores directamente por los linfocitos. Los síntomas más frecuentes son la producción de eccemas en la zona de contacto con los metales (bisutería, metales de cierres de ropa interior, etc.). La mejor manera de prevenirla es evitando el contacto con estos metales, y una vez aparecida, concorticosteroides (corticoides) aplicados localmente a corto plazo. Aunque los síntomas desaparezcan y la alergia parezca remitir, la naturaleza de la sensibilización es crónica, con épocas de más o menos tolerancia.

Cuadro clínico

Los síntomas y los signos clínicos que pueden presentarse son:alergiapiel

  • Cutáneos: eczema de contacto, urticaria y edema angioneural
  • Pulmonares: asma, neumopatía intersticial, neumopatía en eosinófilos
  • Oculares: conjuntivitis, queratitis
  • Otorrinolaringológicos: rinitis, sinusitis, epistaxis, anosmia
  • Digestivos: vómitos, diarreas, dolor abdominal
  • Hematológicos: anemia, trombopenia, leucopenia, eosinofilia

Las características clínicas generales de las reacciones alérgicas son:

  • Anafilaxis (Shock anafiláctico): Es un síndrome caracterizado por una migración masiva desde los vasos sanguíneos de líquidos a los tejidos provocando inflamación en distintos órganos del cuerpo humano y taquicardia e hipotensión; si no se trata como una urgencia vital, provoca la muerte por colapso cardíaco. Según el modo de presentación, existen dos tipos:
    • Inmediata: Se produce normalmente cuando el alérgeno entra en el torrente sanguíneo rápidamente. Las causas son principalmente por medicamentos y picaduras de insectos.
    • Retardada: Cuando un alérgeno entra en contacto con el ser humano por vía digestiva, contacto o inhalada. Las causas son alimentos, medicamentos por vía oral, látex por contacto cutáneo, etc.

Hay que tener en cuenta que no todas las anafilaxis son alérgicas. A las anafilaxis no alérgicas se denominan reacciones anafilactoides y se cree según varios estudios de laboratorio que están provocadas por la IgG.

  • Rinitis alérgica: Afecta a la mucosa nasal y es causada por pólenes de árboles, gramíneas, etc.
  • Trastornos gastrointestinales: Náuseas, vómitos y diarrea.
  • Rash cutáneo: Erupción cutánea derivada de una alergia a una sustancia.
  • Asma extrínseca: Es una enfermedad inflamatoria muy compleja que afecta a los bronquios y bronquiolos donde una sustancia que resulta normalmente inerte para el ser humano actúa como un disparador del proceso de inflamación de los tejidos orgánicos de la mucosa bronquial mediados por la IgE. Constituye más del 50% de los casos de asma. Se caracteriza por su predominio nocturno junto a una hiperreactividad de las vías respiratorias bajas frente a la exposición a antígenos comunes inhalados del medio ambiente.
Cuando más temprana sea la detección de esta alteración pulmonar, mayores serán las posibilidades de revertirlo mediante el empleo de fármacos. La principal medida de prevención primaria consiste en identificar y evitar el contacto con el/los alérgeno/s y luego recurrir a la farmacoterapia.

Para diagnosticar una enfermedad alérgica se debe establecer una correlación entre la sintomatología observada, un alergeno desencadenante y la participación del sistema inmune, esto se inicia con una historia clínica del paciente, considerando los antecedentes familiares, y un examen físico. En muchos casos se debe recurrir a una serie de pruebas complementarias que permiten poner en evidencia la presencia del alergeno sospechoso.

Crisis alérgica

Las crisis alérgicas graves pueden estar acompañadas por:shock

  • El shock anafiláctico: Reacción alérgica aguda y extrema que puede ser letal.
  • El edema de Quincke, o angioedema.
  • Vértigos, síncopes, desvanecimiento, náuseas
  • Inflamación de labios, párpados, dedos, prurito o comezón en todo el cuerpo.
  • Dificultad respiratoria (disnea).
  • Malestar o decaimiento.
  • Urticaria (suele ser provocada por picaduras, medicamentos, látex, etc.).
  • Estornudos: rinitis alérgica (o «fiebre del heno»).

Siendo las alergias una respuesta anormal del sistema inmune se considera que existe bajo cuatro aspectos posibles:

  • Inmediata: Depende de los anticuerpos ya mencionados del tipo E (IgE) (en la urticaria y edema de Quincke).
  • Cito-tóxica: Con los anticuerpos del tipo IgG.
  • Inmune compleja: Igualmente vinculada al IgG aunque formando complejos inmunes.
  • Retardada: Ligada a una inflamación celular como lo es la alergia responsable del eczema.

Diagnóstico

Los tests de alergia pueden ayudar a confirmar / descartar las alergias y consecuentemente reducir las reacciones adversas y limitar la evitación y los medicamentos innecesarios. Un diagnóstico y un asesoramiento correctos y los consejos sobre la evitación basados en resultados válidos de tests de alergia ayudarán a reducir tanto la incidencia de los síntomas como el uso de los medicamentos, mejorando la calidad de vida. Los profesionales de la salud pueden utilizar los resultados de los tests para identificar los desencadenantes de alergia específicos que posiblemente estarían contribuyendo a los síntomas. Con esta información, utilizada conjuntamente con la exploración física y la historia clínica, el médico puede diagnosticar la causa de los síntomas y diseñar un tratamiento personalizado para ayudar al paciente a experimentar una mejoría. Un resultado negativo puede ayudar al médico a descartar alergias para poder considerar otras posibles causas. Descartar las alergias es tan importante como confirmar su existencia, para limitar tanto la evitación como preocupaciones e impactos sociales negativos innecesarios.

Por regla general, todos los niños con “síntomas de alergia” persistentes/recurrentes/ graves, así como aquellos individuos que necesitan un tratamiento continuo, deben someterse a un test de alergia, independientemente de la edad del niño. Los signos y síntomas pueden estar relacionados con:

  • La piel, como por ejemplo prurito, eritema, urticaria aguda o angioedema.
  • El sistema gastrointestinal, como por ejemplo la hinchazón de los labios o lengua, náuseas, dolor abdominal espasmódico, diarrea, vómitos.
  • El sistema respiratorio, como por ejemplo prurito nasal, estornudo, congestión, tos, compresión en el pecho, sibilancias, respiración entrecortada.
  • Signos o síntomas de anafilaxis u otras reacciones alérgicas sistémicas.

Las directrices emitidas por el Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica (NICE) en febrero de 2011 ofrecen consejos en materia de mejores prácticas en el tratamiento de niños y adolescentes con posibles alergias alimentarias, hasta los 19 años. Las directrices NICE recomiendan que todos los niños y adolescentes con posibles alergias alimentarias mediadas por IgE sean sometidos a un test de alergia, como por ejemplo la determinación de anticuerpos IgE específicos.

Análisis de sangre

Un análisis de sangre para el diagnóstico de la alergia es rápido y sencillo y lo puede pedir un profesional autorizado de la salud, como por ejemplo un especialista en alergias, un médico de cabecera o un pediatra. A diferencia del test tradicional de punción, la realización de un análisis de sangre no depende de la edad, el estado de la piel, los medicamentos, los síntomas, la actividad de la enfermedad o el embarazo. Tanto los adultos como los niños de cualquier edad pueden someterse a un análisis de sangre para la alergia. En el caso de los bebés y los niños muy pequeños, un análisis de sangre con un solo pinchazo suele ser más llevadero que varios tests.

Un análisis de sangre para la alergia se puede pedir a través de la mayoría de los laboratorios. Una muestra de la sangre del paciente se envía a un laboratorio para su análisis y los resultados se entregan en cuestión de días. Con una sola muestra de sangre es posible identificar múltiples alérgenos. El médico estudia los resultados del test y, teniendo en cuenta los síntomas e historia clínica del paciente, determina si el paciente padece alergias.

Test de alergia

Las directrices del NIH sobre el diagnóstico y tratamiento de la alergia alimentaria y el asma recomiendan o bien un análisis de sangre para la alergia o bien un testtest alergia de punción para diagnosticar de forma fiable la sensibilización alérgica. Los dos tests son muy precisos y tienen un valor diagnóstico parecido con respecto a la sensibilidad y la especificidad. Avances y mejoras en la tecnología del análisis de sangre para la alergia han mejorado la sensibilidad y precisión del test hasta tal punto que se considera que el análisis de sangre para la alergia y el test de punción son intercambiables.

En el análisis de sangre para la alergia, se envía una muestra de sangre del paciente a un laboratorio. El médico estudia los resultados del test, los cuales le ayudan a determinar si el paciente padece alergias.

En el test de punción, se colocan en la piel del paciente varias gotas de una solución que contiene posibles alérgenos, y se realiza una serie de raspaduras o punciones con aguja para permitir que la solución penetre la piel. El médico busca reacciones pronunciadas como ronchas o pápulas rojas para ayudarle a determinar si el paciente padece alergias.

Según las directrices NICE, el test de punción y el análisis de sangre son igual de económicos y las evidencias sobre economía de la salud demuestran que tanto el test de anticuerpos IgE y el test de punción son económicos en comparación con la no realización de tests. Además, los diagnósticos más precoces y más precisos ahorran dinero debido a la menor cantidad de consultas al médico de cabecera, derivaciones a atención segundaria, diagnósticos erróneos y visitas a urgencias.

Test de seguimiento

La alergia evoluciona a lo largo del tiempo y los pacientes pueden superar alergias y desarrollar otras nuevas. Se recomienda la realización de forma frecuente de tests para los alérgenos pertinentes, ya que proporcionan información sobre si y cómo el tratamiento del paciente puede cambiarse para mejorar la salud y la calidad de vida. Un test anual es en general la práctica recomendada para determinar si se ha superado la alergia a la leche, el huevo, la soja y el trigo y el intervalo entre tests se amplía a 2 ó 3 años para la alergia al cacahuete, los frutos de cáscara arbóreos, el pescado y los crustáceos. Los resultados de los tests de seguimiento pueden guiar la decisión relacionada con la posibilidad y el momento seguro para introducir o reintroducir alimentos desencadenantes de alergia en la dieta. El intervalo de revaluación depende del alimento específico desencadenante de la alergia, de la edad del paciente y de la historia clínica.

Tratamiento

Etiológico o específico

En la alergia respiratoria (rinitis, asma) y en la alergia a avispas o abejas, se puede usar Inmunoterapia (también llamada vacuna de alergia o hiposensibilización), que es un tratamiento que consiste en la inyección de un extracto purificado de alérgenos al paciente, es decir se inyecta vía subcutánea la sustancia a la que el paciente es alérgico, aumentando la dosis lentamente para que el organismo se vaya habituando o se vuelva “tolerante” al alérgeno poco a poco. Se debe de realizar con él o los alérgenos principales, desechando los secundarios o poco importantes… En Europa no se admite que se mezclen alérgenos de diferentes clases (por ejemplo, no se deben mezclar pólenes con ácaros o con hongos o con animales entre sí) y no se deben de administrar más de tres alérgenos diferentes a un tiempo (más de 3 tipos de polen a un tiempo, por ejemplo), en América se siguen otras normas y aún se admite la mezcla de alérgenos además de administrarse extractos acuosos (en Europa extractos depot y alergoides). Existen varios tipos de Inmunoterapia o vacunas de alergia, en general se administran inicialmente de forma semanal o varios días y una vez alcanzada la dosis de mantenimiento, se hace mensualmente (o semanalmente en América), siendo necesario habitualmente que la vacuna se haga durante 3-5 años ya que su efecto curativo es lento y progresivo.

Solo el 5% de los pacientes alérgicos sigue el tratamiento anterior debido a su duración y riesgo. Por lo anterior, un equipo de investigación, en Suiza, probó la efectividad y el riesgo asociado a inyectar el alergeno dentro de los ganglios linfáticos en lugar de inyectarlo subcutáneamente. Concluyeron que este nuevo tratamiento mejoraba la seguridad y la eficacia y reducía el tiempo de tratamiento a ocho semanas. Como ventaja adicional, la dosis inyectada fue mucho menor (mil veces) que la usada en un tratamiento subcutáneo.

Existen ahora en Europa vacunas orales (sublinguales) aún no aprobadas en EEUU y muy controvertidas aún. Estos extractos alergénicos o vacunas de alergia no contienen ningún medicamento tal comoantihistamínicos o corticoesteroides. Este tratamiento puede oscilar entre los 3 y 5 años. Estas vacunas, puestas indebidamente, pueden provocar anafilaxia (también llamado shock anafiláctico). Existen rumores aún no verificados sobre personas que a raíz de estas vacunas han caído en coma e incluso han sufrido la muerte.

Sintomático

En cuanto al tratamiento, es importante llevar a cabo medidas higiénicas para evitar el alergeno causante. Cuando el paciente presenta una rinitis alérgica leve, es decir, los síntomas no alteran el sueño ni su actividad diaria normal, el tratamiento de elección son los antihistamínicos y corticoides tópicos. Se recomienda el uso de soluciones de superoxidación como pH neutro por su amplio espectro contrabacterias, virus y hongos presentes en las fosas nasales, ayuda a disminuir el proceso inflamatorio y mejora los síntomas de congestión. Si la rinitis derivada de la alergia es de tipo moderada o severa (altera el sueño e imposibilita una vida diaria normal) el tratamiento de elección es la inmunoterapia específica. La inmunoterapia específica consiste en la administración de dosis crecientes de un extracto alergénico al que el paciente se encuentra sensibilizado, con el fin de inducir una mejoría clínica. Es la única terapia capaz de modificar el curso natural de las enfermedades alérgicas. La vacuna comienza con dosis pequeñas de iniciación hasta llegar a una dosis de mantenimiento, durante un periodo de 3 a 5 años; existen diferentes vías de administración, como la subcutánea, sublingual, nasal y bronquial.

Es el tratamiento con medicamentos (frecuentemente cortisonas). En general el asma alérgica, la rinitis, las urticarias, los eczemas, se tratan con diferentes fármacos.

Para el Asma Alérgica se usan sobre todo cuatro tipos de tratamientos:

a) Los broncodilatadores o Beta-2 simpaticomiméticos: actúan relajando el músculo liso que rodea los bronquios y por tanto dilatándolos (que en el asmático salbutamolestán cerrados). Los hay de acción rápida(actúan inmediatamente y su efecto dura entre cuatro y seis horas) y de acción retardada (actúan entre veinte y treinta minutos después de su administración y duran entre doce y veinticuatro horas dependiendo del compuesto). El principal efecto secundario es que son cardiotónicos, por lo que deben usarse con precaución en personas con problemas cardíacos.
Existen otros broncodilatadores anticolinérgicos pero se emplean más en la bronquitis crónica obstructiva que en el asma.

b) Los antinflamatorios son principalmente los corticosteroides inhalados. Son dosis de corticoesteroides muy bajas por lo que comienzan a hacer efecto al tercer día de uso y por tanto se deben de usar por un tiempo más o menos largo. Actúan quitando la inflamación de los bronquios (los asmáticos tienen los bronquios inflamados), se usan en combinación con los boncodilatadores y a veces en ambos tipos de medicamentos en un sólo inhalador, lo cual se denomina terapia mixta.

c) Anticuerpos Monoclonales es una terapia relativamente reciente que constituye una revolución en el tratamiento del asma alérgica grave. Consiste en la administración por vía subcutánea de omalizumabcuya función es inhibir la producción de Inmunoglobulina E (IgE). Su administración es en régimen hospitalario y debe de administrarlo un alergólogo debido a la poca experiencia con el medicamento y varios casos de anafilaxis refractaria que se produjeron al principio de su autorización en Estados Unidos.

d) Inhibidores de los leucotrienos es un tipo de antihistáminicos que actúan sobre los leucotrienos (sustancia que participa activamente en la inflamación de los bronquios) previniendo la inflamación bronquial. Su uso se recomienda para el asma leve a moderada que no está correctamente controlada. Los principales son Montelukast y Zafirlukast. Estudios recientes han evidenciado su eficacia en la rinitis alérgica.

Existen otros tipos de antinflamatorios como el cromoglicado disódico y nedocromil así como por vía oral los corticoides orales.

Para la rinitis alérgica se usan básicamente antihistamínicos en comprimidos o inhalados vía nasal o corticoides inhalados.

Para las urticarias, dermatitis y eczemas, antihistamínicos o corticoides en diferentes formas y combinaciones.
Esto es un repaso somero del tratamiento sintomático y jamás debe de sustituir al tratamiento que le ponga su médico.

Prevención

En la alergia es muy importante tomar medidas de prevención (profilaxis) del alérgeno cuando este es evitable.
En áreas urbanas los alérgenos abundan: smog, micromohos, pólenes, ácaros (los ácaros suelen infestar colchones y, sobre todo, alfombras), el pelo de las mascotas también puede ser portador de alérgenos, por ejemplo el gato al lamerse deja su saliva en sus pelos, esta saliva al secarse vuela en escamas por el aire y puede provocar alergia en la gente proclive.
La limpieza, el evitar ambientes encerrados o muy húmedos son hábitos profilácticos, también es suficiente profilaxis la vacunación específica contra los alérgenos en las personas alérgicas.
Debe tenerse en cuenta que el cambio estacional que va de verano a otoño, con bruscos enfriamientos, aumenta la susceptibilidad a diversas noxas (entre éstas los alérgenos), algo semejante aunque en menor grado ocurre durante el pasaje crítico que ocurre de invierno a primavera, esto en gran medida se debe a que el frío encoge los pelillos que recubren la mucosa nasal y esto facilita la penetración de los alérgenos por vía respiratoria.

En cuanto a los eczemas se ven favorecidos particularmente por el estrés y las depresiones y por ello se les ha calificado muchas veces de psicosomáticos.

Las estrategias terapéuticas actuales se basan en eliminar el contacto con el alérgeno identificado como nocivo junto a la aplicación de una terapia farmacológica. Evitar el contacto con el alérgeno es el único tratamiento eficaz al momento. Las drogas que se emplean son anti-histamínicos, broncodilatadores, corticoides locales o sistémicos y antagonistas de leucotrienos.

Dependiendo de la severidad de la enfermedad será la combinación de fármacos y procedimientos a aplicar por el alergólogo. La inmunoterapia consiste en administrar cantidades estandarizadas del alérgeno nocivo por distintas vías y en cantidades crecientes hasta observar la inducción de tolerancia.

También cabe mencionar que al momento de malestar producto de algún agente patógeno cualquiera sea éste, lo mejor será descansar adecuadamente, como también verificar los niveles de estrés de la persona.

Texto extraído de enciclopedia médica MedlinePlus; de American Academy of Allergy Asthma & Inmonology y Wikipedia

Acerca de franfisio81

Fisioterapeuta 653 CLM.

Publicado el 13 de mayo de 2013 en Generalidades y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: