El Síndrome de Estocolmo.

síndrome de Estocolmo es una reacción psicológica en la cual la víctima de un secuestro, o una persona retenida contra su voluntad, desarrolla una relación de complicidad, y de un fuerte vínculo afectivo, con quien la ha secuestrado. Se debe, principalmente, a que malinterpretan la ausencia de violencia contra su persona como un acto de humanidad por parte del secuestrador. Según datos de laFederal Bureau of Investigation (FBI), alrededor del 27 % de las víctimas de 4700 secuestros y asedios recogidos en su base de datos experimentan esta reacción.

Las víctimas que experimentan el síndrome típicamente muestran dos tipos de reacción ante la situación. Por una parte, tienen sentimientos positivos hacia sus secuestradores, mientras por otra aparte, muestran miedo e ira contra las autoridades (policiales). A la vez, los propios secuestradores muestran sentimientos positivos hacia los rehenes.Sindrome de Estocolmo

Debe su nombre a un hecho sucedido en 1973 en la ciudad de Estocolmo, Suecia, cuando, con motivo del fallido atraco al banco Kreditbanken, el llamado robo de Norrmalmstorg, dos delincuentes mantuvieron, durante seis días, rehenes a cuatro de los empleados – tres mujeres y un hombre. A los tres días del inicio del secuestro, para evitar el uso de gases lacrimógenos por parte de la policía, los rehenes fueron obligados a ponerse de pie con sogas alrededor de sus cuellos, hecho que fue percibido por ellos como una amenaza real contra sus vidas.

Causas

En la bibliografía sobre el tema, se mencionan varias posibles causas para tal comportamiento:

  • Tanto el rehén o la víctima como el autor del delito persiguen la meta de salir ilesos del incidente, por ello cooperan.
  • Los rehenes tratan de protegerse, en un contexto de situaciones que les resultan incontrolables, por lo que tratan de cumplir los deseos de sus captores.
  • Los delincuentes se presentan como benefactores ante los rehenes para evitar una escalada de los hechos. De aquí puede nacer una relación emocional de las víctimas por agradecimiento con los autores del delito.
  • Con base en la historia de desarrollo personal, puede verse el acercamiento de las víctimas con los delincuentes, una reacción desarrollada durante la infancia. Un infante que percibe el enojo de su progenitor, sufre por ello y trata de «comportarse bien», para evitar la situación. Este reflejo se puede volver a activar en una situación extrema.
  • La pérdida total del control que sufre el rehén durante un secuestro es difícil de asimilar. Se hace más soportable para la víctima convenciéndose a sí misma de que tiene algún sentido, y puede llevarla a identificarse con los motivos del autor del delito.

Situaciones

De acuerdo con el psiquiatra y catedrático de Medicina social Nils Bejerot, asesor de la policía sueca durante el secuestro, el síndrome de Estocolmo es más común en personas que han sido víctimas de algún tipo de abuso, tal es el caso de:

  • rehenes
  • personas agredidas en un entorno familiar
  • miembros de una secta
  • niños con abuso psíquico
  • víctimas de incesto
  • prisioneros de guerra
  • prisioneros de campos de concentración

Texto de Wikipedia.

El caso que dio nombre al Síndrome.

De acuerdo con la BBC Mundo, aunque el síndrome de Estocolmo es una condición ampliamente conocida, el incidente que llevó a su creación permanece relativamente oscuro.

Era 23 de agosto de 1973 cuando Birgitta Lundblad, Elisabeth Oldgren, Kristin Ehnmark y Sven Safstrom fueron tomados de rehenes en el Kreditbanken por el criminal de carrera de 32 años Jan-Erik Olsson, quien más tarde recibió apoyo de un ex compañero de prisión. Seis días después, cuando terminó el asedio, se hizo evidente que las víctimas habían formado una especie de relación positiva con sus captores.

El síndrome de Estocolmo nació como una explicación. La frase fue acuñada por el criminólogo y psiquiatra Nils Bejerot.Sindrome Estocolmo1

Pero ¿qué pasó en el banco de la plaza Norrmalmstorg de Estocolmo que permitió a los cautivos experimentarsentimientos positivos hacia sus captores a pesar de temer por sus vidas?

En una entrevista que concedió a Radio Suecia en 2009, la víctima Kristin Ehnmark explicó: “Entras en una especie de contexto en el que todos tus valores, la moral que tienes, han cambiado de alguna forma”.

Fue Ehnmark quien, según los informes, desarrolló la relación más fuerte con Olsson. Incluso se publicaron informaciones erradas de que ambos se habían comprometido.

En una de las llamadas desde la bóveda del banco al entonces primer ministro sueco Olof PalmeEhnmark suplicó que la dejaran salir del banco con los secuestradores. Una de las exigencias de Olsson había sido un auto, con el que planeaba escapar con sus rehenes. Las autoridades lo rechazaron.

Ehnmark le dijo entonces al primer ministro que estaba “muy decepcionada” de él y que pensaba que estaba “jugando a las damas” con sus vidas. “Confío plenamente en ellos. No estoy desesperada. No nos han hecho nada, al contrario, han sido muy buenos. Pero sabes algo, Olof, a lo que le temo es a un ataque policial que nos cause la muerte”.

De acuerdo con el mismo artículo, el periodista estadounidense Daniel Lang entrevistó, un año después del incidente, a todas las personas involucradas en el drama para un reportaje de la revista New Yorker.

Los rehenes hablaron de haber sido tratados bien por Olsson, y en esa época el periodista escribió que parecía que los secuestrados creían que le debían la vida al par de criminales.

La BBC relata lo sucedido en una ocasión en la que a una de las secuestradas, que sufría de claustrofobia, se le permitió salir de la bóveda en la que estaban encerrados con la condición de que llevara una cuerda atada al cuello. Ella confesó que entonces le pareció que Olsson era “muy bueno” por haberla dejado moverse por el banco.

Si bien el síndrome de Estocolmo normalmente se aplica para explicar los sentimientos ambivalentes de los cautivos, lossentimientos de los captores también pueden sufrir variaciones.

Olsson comentó que al principio del asedio podría haber matado “fácilmente” a los rehenes, pero esto cambió con los días. El periodista Lang describe: “Olsson habló severamente. ‘La culpa fue de los rehenes’, dijo. ‘Ellos hicieron todo lo que les pedí. Si no lo hubieran hecho, quizás no estaría aquí ahora. ¿Por qué ninguno me atacó? Elloshicieron que fuera difícil matarlos. Nos hicieron convivir juntos día tras otro, como corderos, en esa inmundicia. No había otra cosa que hacer que conocernos'”.

La bondad del secuestrador y cuán involucrado está con los secuestrados representa un papel esencial para que se cree este síndrome, que especialistas SindromeEstocolmo2coinciden que se da en muy raras ocasiones.

Por su parte, el trato durante el secuestro es un factor importante para que ocurra el síndrome de Estocolmo. “En la medida en que haya sido más negativo, violento, agresivo, la posibilidad de que se presente disminuye sensiblemente”, señaló a la BBC el psicólogo colombiano Emilio Meluk. “En cambio, si ha sido muy bueno, sin haber mucha violencia, entonces la posibilidad aumenta“.

Otros factores para que ocurra este fenómeno son la edad de la persona que ha sido secuestrada -“Encontré que mientras más joven es la persona, más tendencia hay para que se presenten síntomas parecidos a los de este síndrome“, explica el especialista- y el tiempo, “si el secuestro ha sido muy prolongado, la posibilidad de que haya una identificación aumenta”.

Quizás una de las mayores dificultades para diagnosticar este síndrome, que también es conocido como vinculación afectiva de terror o traumática, se deba a que no está reconocido por los dos manuales más importantes depsiquiatría: el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales y la Clasificación Internacional de Enfermedades.

Emilio Meluk considera que el término es obsoleto debido a que la forma de supervivencia de un secuestrado, en un momento dado, es inclinarse a favor de los secuestradores.

Noticia publicada en Infobae.com

Acerca de franfisio81

Fisioterapeuta 653 CLM.

Publicado el 25 de agosto de 2013 en Actualidad, Enfermedades y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: