¿Porque estamos más tristes y dormimos más en el otoño?

La Depresión Otoño-Invierno, también llamada depresión otoñal, trastorno afectivo estacional (TAE) o síndrome afectivo estacional, se caracteriza por una serie de trastornos psicosomáticos que se producen en los individuos a medida que avanza el otoño y suele mantenerse durante los meses de invierno, remitiendo cuando llega de forma definitiva el buen tiempo.

Entre el 4 y el 5% de la población se ve afectada por este síndrome, aunque se cree que hasta un 20% de las personas podría depresión otoñal1sufrir alguno de los síntomas. Es un problema que afecta más a las mujeres que a los hombres, especialmente las que se encuentran entre 40 y 55 años.

No es un síndrome exclusivo de la edad adulta, puesto que se han observado casos de hasta un 5% de la población en niños de 9 años o mayores.

Constituye una de las causas más frecuentes de absentismo laboral y una importante causa de suicidios en personas ya con desórdenes psicológicos previos. Suele ser mucho más frecuente y más duradera en aquellos países donde menos horas de luz hay al año, es decir, los países del norte.

Se considera que se trata de una depresión estacional cuando los trastornos no se deben a otras causas externas o internas, y que coincide su aparición con un cambio estacional, así como su desaparición.

SÍNTOMAS:

Destacamos los más frecuentes:

  • Astenia, falta de interés por las cosas o completo desinterés, pocas ganas de realizar actividades.
  • Tristeza.
  • Problemas de concentración.
  • Cambios de humor, irritabilidad, mal humor, deseo de estar solo.
  • Reducción de apetito sexual.
  • Trastornos alimentarios: Ansiedad por la comida o falta total de apetito.
  • Pensamientos recurrentes de suicidio o de abandonarlo todo.
  • Alteraciones del sueño, desde insomnio nocturno a excesiva sueño (Hiperinsomnio).

CAUSAS:

Aunque no existen estudios que puedan demostrar científicamente la aparición de este cuadro, se cree que la causa principalDepresión otoñal de esta depresión, son los cambios hormonales que ocurren en nuestro organismo como consecuencia de la disminución de luz solar que viene asociada al cambio de estación. Cambios tales como:

  • Aumento de la Melatonina: Su aumento produce en el organismo falta de interés, aumento de las ganas de estar siempre durmiendo, apatía, necesidad de comer sin parar. Esto se debe a que esta hormona regula temperatura corporal y su aumento, aparte de provocar somnolencia, disminuye la temperatura de nuestro cuerpo lo que lleva a nuestro organismo a mandar señales para ingerir más calorías a través de los alimentos.Esto explicaría porque se siente la necesidad de comer dulces en otoño-invierno (alto aporte calórico).
  • Disminución de la Serotonina: El aumento de Melatonina, lleva asociado una disminución de Serotonina. Serotonina es una hormona esencial en la regulación de los estados de ánimo y en los ciclos sueño-vigilia. Unos buenos niveles de serotonina son necesarios para mantener al organismo equilibrado, produce calma, bienestar, buen humor, felicidad y sueño reparador. Muchos de los antidepresivos actuales están basados en el metabolismo de esta hormona.
  • Disminución de Dopamina: La dopamina es otra hormona que disminuye con la menor intensidad de la luz solar. La disminución de esta hormona parece ser la causa más importante de la pérdida de atención, falta de concentración o el desinterés por las cosas. La Dopamina es un neurotransmisor de acción central, actúa directamente moderando la actividad de nuestro cerebro.

TRATAMIENTO:

Cualquier problema relacionad con la depresión debe ser atendido por los especialistas adecuados. Ante la aparición de síntomas depresivos se impone la necesidad de una pronta atención médica para evitar que el trastorno puede ir a más y convertirse en un cuadro crónico y no en algo puntual, estacional.

El tratamiento de las depresiones se puede enfocar desde varios puntos, uso de antidepresivos, fototerapia, apoyo psicológico, actividad física. Todo enfocado en aumentar niveles hormonales de serotonina, evitar actitudes suicidas y momentos de tristeza, aumentar la exposición a la luz solar y mantener un correcto estado físico que se sabe que es un  liberador de endorfinas que ayuda a sentirnos mejor.

Texto basado en http://www.botanical-online.com/medicinalsdepresiondeotono.htm

Acerca de franfisio81

Fisioterapeuta 653 CLM.

Publicado el 30 de septiembre de 2013 en Actualidad, Enfermedades y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: