Archivo del sitio

Patología pulmonar: La Bronquiectasia. Definición y tratamiento.

El término bronquiectasia es sinónimo de dilatación de los bronquios. Se refiere a una dilatación anormal y permanente de las vías respiratorias subsegmentarias, es decir, de los bronquios cartilaginosos de mediano calibre, desde la 5ª a la 10ª división bronquial. La dilatación se asocia a una destrucción inflamatoria de los tejidos bronquiales y peribronquiales.

Los restos provenientes de la supuración y del exudado se acumulan en los bronquios declives, por acción de la gravedad, caen por su peso a las bases pulmonares, que se distienden. Cuando ocurre esto, los bronquios se vuelven tortuosos discinéticos y distróficos. En ellos podemos observar anomalías localizadas del tipo: deformaciones, estenosis, retracciones, presencia de codos y colapsos fijos. Las vías periféricas están colapsadas por acumulación de secreciones que normalmente proceden de la vía respiratoria central.

La distribución de las bronquiectasias varía, en raras ocasiones las vamos a encontrar en las zonas proximales, lo normales es que nos las encontremos en las zonas distales, periféricas.

Podemos distinguir entre afecciones localizadas y localizaciones difusas.

Las localizadas lo suelen estar en un segmento o lóbulo, siendo normalmente los lóbulos inferiores los afectados. Las bronquiectasias provocadas por la inhalación de un cuerpo como suele ocurrir en niños de 1 a 3 años, suelen afectar a lóbulo inferior o segmentos posteriores de lóbulo superiores.

Las difusas se suelen asociar a una neumopatía anterior muy extensa.

En resumidas cuentas, la bronquiectasias son dilataciones de los bronquios que suelen afectar a las zonas periféricas por el acúmulo de secreciones y exudados, provocados por inhalaciones de objetos que taponan la vía respiratoria o bien por infecciones antiguas

Clínica:

El paciente suele presentar tos productiva crónica, intermitente o persistente, con secreciones purulentas o mucopurulentas, dependiendo de cada caso. La importancia de la expectoración varía, puede alcanzar cantidades del orden de 200-300 ml de predominio matutino. Puede ser fétida y aparecer teñida de sangre. Aparece una disnea de esfuerzo con aparición de un trastorno ventilario obstructivo. El estado general del paciente es bueno.

Causas de las bronquiectasias localizadas:

  1. Presencia de un cuerpo extraño.
  2. Adenopatías.
  3. Presencia de secreciones viscosas.

Tratamiento:

 Desde el punto de vista terapéutico, hay que dar prioridad a la higiene bronquial. La fisioterapia tendrá una gran importancia en este caso al igual que en el fibrosis quística. Debido a la formación de cavidades rellenas de mucosidad o de un líquido de supuración muy fluído, responden muy bien a la técnica de drenaje postural. Si conocemos con precisión cual es el lóbulo afectado, lo colocamos en la posición adecuada para que drene por acción gravitatoria.

Respecto a lo farmacológico, lo normal es el uso de antibióticos que corrijan la posible infección respiratoria, los fluidificadores como acetilcisteína son más recomendables en aerosol, los broncodilatadores no son efectivos en estos casos.

Si fracasan estas medidas, se puede recurrir a la cirugía de resección cuando son bronquiectasias localizadas.

Texto basado en el apartado relativo a bronquiectasias del libro: fisioterapia respiratoria en el niño, Guy Postiaux.