Archivo del sitio

Mecanismos Fisiológicos. La fiebre.

La fiebre es el aumento de la temperatura corporal por encima de los niveles que se consideran normales, principalmente generado por nuestro organismo como mecanismo de defensa ante infecciones y/o inflamaciones. No debemos confundir la fiebre con la hipertermia (se debe a factores externos).

La fiebre es un mecanismo presente en todos los animales y que actúa como mecanismo fiebreadaptativo que ayuda al cuerpo a defenderse de microorganismos que pueden causar enfermedades. Ciertos niveles de fiebre son beneficiosos para nuestro cuerpo, puesto que a esas temperaturas (en torno a 38ºC) nos defendemos mejor de las infecciones. Sin embargo si se superan ciertos niveles (40ºC), pueden aparecer daños en los tejidos, se puede producir infartos, delirios y otros efectos nocivos para la salud.

La temperatura que se considera normal oscila entre los 35ºC y los 37ºC (termometrada en axila).

CAUSAS.

Casi cualquier infección puede causar fiebre. Algunas infecciones comunes son:

  • Infecciones como neumonía, infecciones óseas (osteomielitis) apendicitis, tuberculosis,infecciones cutáneas o celulitis y meningitis.
  • Infecciones respiratorias como enfermedades seudo gripales o resfriados, dolores de garganta,infecciones del oído, infecciones sinusales, mononucleosis infecciosa y bronquitis.
  • Infecciones urinarias.
  • Gastroenteritis viral y gastroenteritis bacteriana.

Los niños pueden tener una fiebre baja durante uno o dos días después de algunas vacunas.La dentición puede causar un ligero aumento en la temperatura de un niño, pero no superior a 100° F (37.7° C).Los trastornos inflamatorios o autoinmunitarios también pueden causar fiebres. Algunos ejemplos son:

  • Artritis o enfermedades del tejido conectivo como artritis reumatoidea, lupus eritematoso
  • Colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn
  • Vasculitis o periarteritis nudosa

El primer síntoma de un cáncer puede ser fiebre. Esto se da especialmente en el caso de fiebre3enfermedad de Hodgkin, linfoma no Hodgkin y leucemia.

Otras posibles causas de fiebre abarcan:

  • Coágulos de sangre y tromboflebitis
  • Medicamentos como algunos antibióticos, antihistamínicos y anticonvulsivos.

Reacciones en el ser humano a las diferentes temperaturas corporales

Calor:

  • 37 °C: temperatura normal del cuerpo; esta puede oscilar entre 36 y 37 °C 36.5 aprox +- 0.5
  • 38 °C (febrícula): temperatura superior a 37 °C pero inferior a 38 °C durante 24 horas
  • 39 °C (pirexia): existe abundante sudor acompañado de rubor, con taquicardias y disnea. Puede surgir agotamiento. Los epilépticos y los niños pueden sufrir convulsiones llegados a este punto.
  • 40 °C: mareos, vértigos, deshidratación, debilidad, náuseas, vómitos, cefalea y sudor profundo.
  • 41 °C (urgencia): todo lo anterior más acentuado, también puede existir confusión, alucinaciones, delirios y somnolencia.
  • 42 °C: además de lo anterior, el sujeto puede tener palidez o rubor. Puede llegar al coma, con hipertensión o hipotensión y una gran taquicardia.
  • 43 °C: normalmente aquí se sucede la muerte o deja como secuelas diversos daños cerebrales, se acompaña de convulsiones continuas y shock. Puede existir la parada cardiorrespiratoria.
  • 44 °C: en la mayoría de los casos la muerte se sucede a los 43 °C de temperatura, no obstante, hay algunos casos de gente que ha alcanzado los 44 °C de temperatura.
  • 45 °C: muy pocas personas han sobrevivido a los 45 °C de temperatura, ya que normalmente la muerte suele producirse entre los 42 y 44 °C. Normalmente suele haber daños cerebrales graves, aunque hay casos de personas que tras alcanzar esa temperatura, ha llevado una vida normal.

La Fiebre en niños.

Ya que la causa más frecuente de enfermedad en niños y bebés es la infección. La fiebre es también causa habitual de consulta. A veces asociada a otros síntomas. Otras veces como signo de alerta de que algo no anda bien.

No hay que obsesionarse por controlar totalmente la fiebre. De hecho en muchas infecciones durante los primeros días no es controlable. Pero la posibilidad de convulsiones febriles y el hecho de que va agotando más rápidamente los recursos del organismo hacen recomendable intentar mantenerla bajo ciertos límites.

Fases de la fiebre:

Cuando la fiebre es alta pueden diferenciarse fácilmente 4 fases en niños y bebés:

1º La piel se pone pálida con las ojeras más marcadas y los pies, las manos y los labios morados.

Las manos y los pies están fríos y la cabeza está caliente.

Todo esto ocurre porque para subir la temperatura el cuerpo retira el riego de sangre de la piel, acumulándola en el interior del cuerpo evitando que pierda calor por contacto con el aire.

Si tomamos la temperatura en este momento puede ser incluso más baja de lo normal (34-35º en la axila o la frente). Y el niño tiene sensación de frío, ya que al reducir el riego de sangre a la piel baja la temperatura en su superficie, que es donde tenemos los receptores para la temperatura. Si es pasajero (viene y se va con los picos de fiebre) no hay que preocuparse.

Pero si la palidez de piel es permanente durante varias horas seguidas debe ser visto por un pediatra de forma inmediata.

2º Empieza a temblar. Hay que diferenciar el temblor (como cuando uno tiene frío) de las sacudidas (movimientos rítmicos bruscos, que pueden aparecer en las convulsiones). El temblor es una forma de producir más calor, quemando energía en los músculos.

3º La piel se enrojece. Esto ocurre cuando el cuerpo quiere eliminar el calor acumulado. Dilata los vasos sanguíneos de la piel para eliminar calor por contacto con el aire. Aunque en este momento es cuando más caliente notamos la piel y el niño tiene calor, en realidad es cuando la fiebre está empezando a bajar.

4º Suda. La piel desprende agua que al evaporarse arrastra con ella el calor. Cuando el sudor ya esta frío, lafiebre ha bajado.

Sitios para la obtención de la Temperatura

Oral: Sublingual durante un tiempo aproximado de cuatro minutos. Se debe tener en fiebre2cuenta la última ingesta; se puede tomar la temperatura mínimo 15 minutos después de la ingesta. La temperatura oral se puede medir en todos los pacientes, excepto, en los que están inconscientes, sufren confusión mental, convulsiones, afecciones de nariz, boca o garganta y los niños menores de 6 años.

Rectal: Lubricar el termómetro y proteger la intimidad del paciente. El resultado tiende a ser 0,5 a 0,7°C mayor que la temperatura oral. La temperatura rectal es recomendable para el paciente menor de 6 años, a menos, que se le haya practicado cirugía rectal o presente algún tipo de anormalidad en el recto.

 Axilar: Es recomendable en adultos y niños mayores de 6 años; se deja el termómetro durante cinco minutos. El resultado es 0,5ºC menor que la temperatura oral.

Referencias.

– Wikipedia.

– Enciclopedia médica Medline.

– Pediatra Online.

– Dalcame.com