Archivo del sitio

La Valoración Geriátrica Integral (VGI)

Es una de las armas más valiosas de las que disponemos a la hora de ponernos a valorar al adulto mayor, se trata de recoger la mayor cantidad de información posible acerca de la persona, con el fin de conocer todos los detalles relacionados con la salud del usuario desde todos los puntos de vista, funcional, clínica, social y últimamente también se añade el aspecto espiritual.

Para nosotros, el personal que trabajamos en las Residencias, supone una herramienta muy valiosa para conocer a la persona en profundidad y conocer la opinión del resto de personas implicadas en el proceso de evaluación. La valoración no tendrá un carácter puramente integral si no participan todas las personas de los diferentes servicios, médicos, enfermeros, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, incluso auxiliares de geriatría pueden aportar sus observaciones y consideraciones.

Los objetivos de la VGI:

  • Recoger los datos personales de filiación de la persona.
  • Identificar y cuantificar los problemas de salud existentes.
  • Evaluar a la persona desde un punto de visto clínico, funcional y psicosocial, establecer unos objetivos y una serie de actividades que se realizarán para conseguir esos objetivos.
  • Establecer un diagnóstico ordenado, por órganos, por zonas, con una descripción rápida y sencilla sobre los aspectos más relevantes. La VGI debe ser concreta, rápida, fácil de realizar, pero sin olvidar aspectos importantes.
  • Se deben tener siempre en cuenta los recursos de los que se dispone a la hora de establecer objetivos y activades.
  • Los cuidados deben ser continuados.

MODELO DE VGI

En nuestras Residencias utilizamos un modelo en el cual se recoge:

  • Datos de filiación
  • Antecedentes Médicos personales: Las enfermedades que ya tenía en el momento de su ingreso.
  • Antecedentes Médicos familiares: Para establecer la posibilidad de padecer ciertas enfermedades con un marcado componente familiar.
  • Valoración por aparatos o zonas: Digestivo (estreñimiento, impactación fecal, hemorroides, rectocele, diarrea crónica…), Respiratorio (Roncus, sibilancias, portador de O2, taquipnea, EPOC, BC…) Cardiovascular (FA, marcapasos, IAM, angina de pecho, ICC, IVP, TVP…) Neurológico (pupilas reactivas, neuropatías, dolor, sensibilidad conservada, enfermedades, consciente, orientado…), Músculo-esquelético (rigidez, hipotonía, espasticidad, osteoporosis, dolor muscular, miastenias, debilidad, alteración postural, camina con andador, silla de ruedas, bastón…), Dental (estado de piezas dentarias, prótesis, ausencia de dientes, infecciones bucales…), Dieta (triturada, normal, hipocalórica, diabética, hiposódica…) Abdomen (cicatrices, portador de sondas, estomas, distendido, blando, timpánico).
  • Posibles alergias medicamentosas o alimentarias.
  • Tratamiento farmacológico.
  • Valoración funcional, nosotros usamos índice de Katz.
  • Valoración mental, nosotros usamos Pfeiffer.
  • Valoración estado ánimo. Usamos Yesavage.

katz

cuestionario pfeiffer

Yesavage

Por último un cuadro resumen de patologías, recoge la información más importante, para que de un solo vistazo cualquiera pueda tener una información detallada sin pararse a mirar la VGI completa.

Posteriormente se establecen los planes de atención individualizada (PAI), cada área establece sus objetivos y actividades. A los 6 meses se realiza una revaloración de todas las áreas y se vuelven a realizar los test de Katz, Pfeiffer y Yesavage para ver las diferencias acontecidas.

ÁREA CLÍNICA

Se recogen los aspectos más relevantes a los que se debe enfrentar el servicio de medicina y enfermería. Por ejemplo, controlar diabetes, vigilar cifras TA, corregir conducta, Evitar aparición de úlceras o la curación de las mismas. Se establecen unos objetivos reales, y se plantean unas acciones para alcanzar esos objetivos. Aparte los servicios de medicina y enfermería, tienen sus hojas de seguimiento de los diferentes aspectos, tensiones arteriales, glucemias, hojas de curas, seguimientos de tratamientos farmacológicos, hojas de evolución.

ÁREA FUNCIONAL

En este área se observan las principales limitaciones del movimiento, aquellos aspectos que afectan al desarrollo de las ABVDs, deficiencias en MMSS, MMII, dolores limitantes, encamamientos y sus complicaciones, fracturas… Igualmente se establecen los objetivos que se pretenden conseguir tanto a corto plazo como a largo plazo y las actividades que se llevarán a cabo para conseguirlo. Normalmente es el fisioterapeuta el que realiza este apartado.

ÁREA SOCIAL

Se plantea como son las relaciones interpersonales, que se puede hacer para mejorarlas, se planifican actividades individuales y colectivas que potencien los aspecto psíquicos y sociales, mediante la elaboración de terapias que estimulen la mente y ayuden a la integración dentro del funcionamiento del centro. Se plantean ejercicios grupales lúdicos o incluso clases de gerontogimnasia que más que el beneficios físico, que es indudable que existe, busca también la integración de las personas y el fomento de las relaciones entre las mismas.

En general se trata de actividades propias de la terapia ocupacional, en la que mediante el movimiento y el estímulo mental, se trata tanto de mantener activos a todos los niveles y servir de excusa para perfeccionar el trato entre personas.

Éste área suele correr a cuenta del terapeuta ocupacional, quien establecerá también unos objetivos y las actividades pertinentes para su consecución.

Por último, para llevar un seguimiento de si los objetivos se cumplen o si aparecen nuevos objetivos antes de las revaloraciones semestrales, se usa un modelo de evaluación mensual, que controla si el paciente mejora, empeora o se mantiene igual.

EsquemaVGI

Geriatría y Gerontología. Principios básicos.

La Geriatría es la rama de la medicina que se encarga del estudio de las personas de edad avanzada, considerando edad avanzada, todas aquellas que superan los 60 años. Junto al concepto de Geriatría, suele aparecer el de Gerontología, que hace referencia a la rama de la medicina que estudia los fenómenos relacionados con el envejecimiento. En parte, la disciplina de la medicina geriátrica se origina debido a que las personas de edad avanzada además de presentar las mismas enfermedades que los adultos, también presentan entes patológicos propios de la edad, que no aparecen en otro período de la vida, de ahí que sea necesario formar especialistas en este área. En España este hecho se hace especialmente relevante, puesto que nuestra sociedad se dirige cada vez más a un modelo donde las personas de edad avanzada sean las más abundantes.

La Geriatría es una especialidad joven comparada con otras, aunque no tanto como pudiera parecer. El término geriatría se usa por primera vez en los años 40 en el Reino Unido gracias a la intuición de Marjorie Warren. Enfermera supervisora y posteriormente graduada en Medicina. Warren observó en las salas de crónicos de los hospitales donde trabajó, como existían muchos ancianos con enfermedades no diagnosticadas ni tratadas. Demostró como muchos de estos ancianos crónicos e inválidos, tras una correcta valoración y unos cuidados clínicos y de rehabilitación adecuados, obtenían grandes recuperaciones que les permitían integrarse de nuevo con su familia o en la comunidad.Este proceso iniciado por la Dra. Warren culmina con la creación de la especialidad en el Reino Unido en 1946. En España, en contra de lo que pudiera parecer y de forma pionera, nace muy poco después la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología presidida por el profesor Beltrán Báguena. Cuenta en su fundación con los auspicios de grandes figuras de la medicina española como Marañón y Teófilo Hernando entre otros.

Por Gerontología entendemos la ciencia que estudia los procesos de envejecimiento. No se limita al estudio del hombre sino que más bien es el estudio del envejecimiento en todos los seres vivos. Abarca muchas disciplinas que van desde la investigación básica o experimental que se pueda ocupar de los aspectos biológicos del envejecer, hasta aspectos psicológicos, sociológicos, sociales. También y como hemos dicho anteriormente incluye aspectos clínicos.

Existen por tanto muchos apellidos que acompañan al término Gerontología: biogerontología, gerontología social, geriatría… Todos estos aspectos han tenido un enorme desarrollo e interés en las últimas décadas tanto en la sociedad como en la comunidad científica.

¿Cual es la importancia hoy de la Geriatría y la Gerontología?

El principal motivo que despierta el interés de esta rama de la medicina es el progresivo envejecimiento de la sociedad y los individuos. La esperanza de vida es cada vez mayor, en España ascendió hasta los 82 años en 2010, según el estudio Indicadores demográficos básicos publicado ayer por el INE. En un solo ejercicio, la esperanza de vida se incrementó de forma notable, en 0,4 años para los hombres y 0,3 para las mujeres. Pese a esta tendencia convergente, la diferencia entre sexos sigue siendo elevada, situándose en los 78,9 y 84,9 años respectivamente. Si a esto le sumamos la baja natalidad, que cada año desciende un poco más, nos encontramos con una población cada vez más envejecida

Además cabe destacar, el hecho de que cada vez hay más personas que superan los 80 años, lo que algunos científicos no dudan en calificar como 4ª edad. Debe de quedar claro, que envejecer no es sinónimo de enfermar, el proceso natural de cumplir años, no debe asociarse indisolublemente al de la aparición de enfermedades, pero si que debemos ser conscientes de que el riesgo es mayor, que aparecen patologías degenerativas crónicas, aparece mayor riesgo de caídas, alteraciones en los órganos de los sentidos, disminución de agudeza visual, auditiva, anosmia y un largo número de enfermedades que pueden aparecer o no, por eso debemos conocerlas, distinguir sus peculiaridades, para así saber identificarlas y dar un correcto tratamiento.

¿Cuales deben ser los objetivos de la Geriatría?

  • Prevenir la aparición de enfermedad. El primordial objetivo, al igual que cualquier rama de la medicina, debiera ser la prevención, adelantarse a la aparición de la enfermedad, poner los medios y evitar los factores de riesgo que nos pueden llevar a enfermar.
  • Evitar la dependencia, se debe luchar contra la cronificación de las patologías, que en muchos casos derivará en invalidez, hacer todo lo posible para que lleguen a una situación de dependencia absoluta, sólo aquellos casos que resulten completamente inevitables. Para ello se debe dar un enfoque global, individual, conocer cada caso, para abordar los aspectos médicos, sociales y psicológicos. Resulta imprescindible elaborar una valoración geriátrica integral, que incluya el mayor número de aspectos posibles de cada área, para dar un conocimiento inicial del estado de la persona, establecer unos objetivos para mejorar aquellas cosas que se puedan mejorar, establecer un tratamiento concreto con el cual conseguirlo. Es por tanto un trabajo multidisciplinar, donde cada profesional de las ciencias de la salud, tiene algo que aportar, médicos, enfermeros, fisioterapeutas y psicólogos.
  • Rehabilitar a las personas que han perdido sus capacidades funcionales, con el fin de evitar en la medida de lo posible la discapacidad permanente.
  • Adaptar los objetivos. Puesto que las necesidades de las personas mayores son cambiantes, pueden aparecer nuevas patologías, agravarse las ya existentes, o curarse, hay que estudiar las variaciones respecto a la situación inicial, modificar los tratamientos y adaptar los objetivos constantemente para conseguir las metas propuestas. Incluso en caso de no existir variaciones, es preciso llevar a cabo revaloraciones semestrales cuanto menos, en los que se vuelva a estudiar cada caso y se analicen los posibles cambios.
¿De que medios dispone la Geriatría para conseguir sus objetivos?

  • La Valoración Geriátrica Integral. Es la esencia de la Geriatría. Es el proceso de diagnóstico en Geriatría para establecer un plan de objetivos y cuidados en el anciano. Debe atender a todas las dimensiones que pueden influir en la salud del mismo.
  • Problemas médicos incluyendo aspectos de nutrición, estado de los órganos de los sentidos, salud bucodental, síndromes geriátricos, etc
  • Evaluación de las capacidades funcionales.
  • Valoración mental, atendiendo a los problemas cognitivos y afectivos de los ancianos
  • Valoración social, atendiendo a la situación y necesidades sociales del individuo.
  • Equipo multidisciplinar. Supone la integración de un equipo de varios profesionales: médico geriatra, enfermera, fisioterapeuta, terapeuta ocupacional, psicólogo y asistente social. Deben trabajar de forma coordinada en torno al plan de objetivos y cuidados establecido para cada anciano.
  • Niveles asistenciales. Adaptados a las diferentes situaciones de enfermedad de los pacientes como se ha comentado.
En este apartado dedicado exclusivamente a la geriatría y gerontología iremos poco a poco explicando todos estos puntos, las características del envejecimiento, patologías propias de la edad, aspectos sociales, físicos, mentales, ambientales.